Escuchar este artículo

Puente Mariano Ospina: recargado, y a su suerte

Jueves, 9 de Agosto de 2018
Las básculas fueron retiradas hace un par de meses y hoy no tiene control de peso, lo cual afecta la losa.

El puente Mariano Ospina Pérez, en El Zulia, está sufriendo las consecuencias de no contar con ningún tipo de control de la carga que está transitando a diario por la infraestructura, que fue repotenciada hace apenas un año.

Las básculas fueron retiradas, no hay control policial en ninguno de los extremos y los conductores de los vehículos de carga pesada irrespetan la resolución 316 de 2018 del Ministerio de Transporte, a través de la cual se especifica que el paso por el puente debe ser uno a uno. 
Sobre las básculas, explicó el gerente de proyectos de San Simón, Carlos Villamizar, que estas fueron retiradas hace un par de meses por la Superintendencia de Industria y Comercio, porque en el orden nacional no se permite el uso de básculas de peso por eje, empleadas en este puente. 

Por ello, señaló que ahora se tienen que emplear básculas estáticas de peso total, es decir, que pesan la carga completa.

Sin embargo, en el corredor vial Cúcuta-El Zulia no se permite el uso de este tipo de básculas, por lo cual San Simón las ubicará en el anillo vial y espera tenerlas en funcionamiento en septiembre de este año, y desde allí tener  control de la carga que entra al puente.

El segundo problema es que en la estructura no hay control policial. 

Al respecto, el alcalde Elkin Caballero precisó que el puente está corriendo riesgos debido a la cantidad de vehículos de carga que transitan a diario, sin control.

“Hay exceso de velocidad y los choferes de los vehículos pesados pasan de dos y tres al mismo tiempo sobre el puente, sabiendo que está prohibido y el riesgo que corre la estructura”, dijo.

Diariamente circulan por el puente 5.500 vehículos, pero los días festivos, fines de semana y lunes, el número sube a 7.000.

Indicaron las autoridades que lo ideal sería tener dos puntos de control policial, es decir, uno en cada extremo del puente para verificar que se cumpla la resolución.

El ingeniero encargado de la repotenciación del puente, Manuel Mujica, explicó que esta estructura data de 1960 y que los últimos trabajos de repotenciación que se le hicieron fue el límite máximo permitido para este tipo de puentes. 

“En esa repotenciación se consideró que transitara un solo vehículo de carga, no dos; y ahora el puente está empezando a sufrir daños, que se empiezan a mostrar en la losa”, dijo.

Image
La opinión
La Opinión