Escuchar este artículo

Reactivan mesa del Catatumbo

Jueves, 26 de Octubre de 2017
Fueron varios los aspectos que se estudiaron el jueves en la Mesa de Interlocución.

La presencia de los garantes de la Mesa de Interlocución y Acuerdo del Catatumbo (MIA Catatumbo), Piedad Córdoba y Ernesto Samper, y el análisis de cumplimiento de los acuerdos del paro de 2013, permitieron reanudar las conversaciones en este espacio de diálogo y conjurar parcialmente el paro campesino.

Según los participantes, el mayor índice de cumplimiento es de la Gobernación de Norte de Santander, reconoció Samper, quien enfatizó en que la sustitución social de cultivos “avanza relativamente”, razón por la que llamó la atención al gobierno central para que esta “experiencia positiva” conduzca a entender que la sustitución voluntaria “es el primer camino del fin de los cultivos”. 

Así mismo, se concluyó que en el ‘semáforo’ de cumplimiento, siguen “en rojo” temas que competen al Estado y que, en ocasiones, fueron cubiertos parcialmente por el departamento, como saneamiento básico y salud.

Mejoras viales

Un aspecto cumplido es el anillo vial para la paz, que abarca 108 kilómetros para unir las cabeceras municipales de Hacarí, San Calixto y El Tarra. Para este proyecto la Gobernación aportó 4.400 millones de pesos para los estudios y diseños que se entregaron ayer.

Con el fin de que se inicien las obras del anillo, se anunció que de los recursos de ciencia y tecnología que pasaron a red terciaria se destinarán 15 mil millones de pesos.

También, se cumplió con el banco de maquinaria que se operó en 120 kilómetros totalmente mejorados, de 353 kilómetros pactados. Para continuar con lo pactado, se darán 200 millones de pesos más, y recursos adicionales del presupuesto de 2018.

Otros avances

Todd Howland, Alto Comisionado de Derechos Humanos de la ONU, catalogó como un avance favorable el hecho de que en el proceso inicial de erradicación de coca, 500 familias ya estén fuera de la actividad ilícita, incluso antes de que se hubiese firmado la paz. 

Señaló que estas experiencias indican que sí hay posibilidad de sustituir, “de crear un nuevo Catatumbo”, y para el caso de la MIA Catatumbo resaltó la forma como, paulatinamente, “se puede transformar una región”.

“Problemas, los hay, pero estamos en seguimiento, tratando de reanudar las obligaciones y promesas del Estado”, dijo. “Pienso que van a cumplir pero no en los tiempos que fueron acordados, pues ya pasaron todos los tiempos acordados en 2013”.

Salud y saneamiento básico

Para la adecuación del hospital de Tibú, se asignaron 11 mil millones de pesos, recursos que ejecuta el hospital, y casi un 70 por ciento de ejecución, según declaró Juan Bitar, director del Instituto Departamental de Salud, quien afirmó que allí quedará un completo hospital de segundo nivel.

En relación con la solicitud de tener ambulancias fluviales explicó que el ministerio de Salud negó la viabilidad, debido a que durante caso 9 meses del año el río Catatumbo no es navegable por embarcaciones grandes.

Por eso, se insistió en que la fortaleza debe ser un primer nivel apropiado en Tibú y Ocaña, situación que está casi resuelta.

Sobre el compromiso del Gobierno Nacional de construir cuatro acueductos, la Gobernación asumió el compromiso de uno en San José del Tarra (Hacarí), cuyos diseños costaron 320 millones de pesos y se adicionaron 1.100 millones de pesos para su construcción.

Image
La opinión
La Opinión