Escuchar este artículo

Registraduría: hay estrategias internas para evitar la corrupción

Surgen indagaciones en trámites por solicitudes de nacionalidad colombiana.

Obtener la nacionalidad colombiana en las registradurías de Norte de Santander es un verdadero viacrucis. Tras el cierre fronterizo y con la agudización del fenómeno migratorio venezolano cada vez son más lo que llegan a solicitar el documento de ciudadanía, por tener el derecho al ser hijos de colombianos nacidos en Venezuela. 

Sin embargo, en oficinas como Cúcuta y Villa del Rosario el tema de la solicitud de la nacionalidad es “masivo”, tal como lo calificó a La Opinión una fuente  que labora directamente en la Registraduría Nacional del Estado Civil en la capital nortesantanderana. 

“Por ser un tema masivo se busca fortalecer la capacidad de atención con entes internacionales (Acnur, OIM, Consejo Noruego para Refugiados y GIZ), pero paralelamente se evita que por la cantidad de trámites obviemos el tema de la calidad y verificación de los requisitos. El propósito es evitar fraudes”, dijo.

La fuente explicó que desde la Registraduría en el departamento se tienen abierta unas investigaciones disciplinarias internas, pero no se precisó la cantidad exacta de averiguaciones. Además, sostuvo que hay procesos penales que investiga la Fiscalía por emisión indebida de documentación.

Pablo Leal, nacido en San Cristóbal de madre colombiana, dijo que le ha tocado duro para obtener el documento. “Aquí uno ve cualquier cantidad de cosas, empezando por los que venden el puesto en la cola, y hasta los gestores que quieren que uno les pague por un trámite que es gratuito”, indicó.

La Opinión conoció que existe un equipo de trabajo interno que maneja las estrategias para evitar la corrupción. Este grupo conoce la problemática y cuenta con el apoyo de las oficinas centrales de Bogotá. 

Juan Carlos Galindo, registrador nacional, recientemente declaró que en los últimos tres años han hecho 86 auditorías internas en las registradurías locales, con la anulación de 1.791 registros civiles irregulares y más de 1.100 procesos administrativos por la cancelación de cédulas. 

Al ser indagado por las bandas que en Norte de Santander venden documentos de identidad a inmigrantes venezolanos, Christian Krüger Sarmiento, director nacional de Migración Colombia, explicó que este problema lo han venido trabajando en conjunto con la Policía Nacional, la Fiscalía General de la Nación y con la misma Registraduría. 

“Estamos tras la pista de estas personas inescrupulosas que están vendiendo la nacionalidad colombiana a extranjeros”, enfatizó.

Sobre la conformación de mafias con implicaciones internas en la Registraduría indicó que este tipo de situaciones se está presentando en la costa colombiana y al suroccidente del país. En  Norte de Santander no se ha presentado este tipo de situaciones específicas, dijo.

“Tenemos unas líneas de investigación pero hasta el momento no hay ninguna información que nos permita adelantar una captura en ese sentido”, manifestó Krüger.

El director de Migración Colombia explicó que la norma colombiana en materia de nacionalidad es de muy vieja data, aproximadamente del año 70. 

“Estos son momentos totalmente diferentes en materia de nacionalidad colombiana, y (estos grupos) se aprovechan de esa norma para de manera fraudulenta y en presencia de dos testigos certificar a las personas nacionales”, indicó.

Image
La opinión
La Opinión
Martes, 27 de Agosto de 2019

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Temas del dia Foros La Opinión