Escuchar este artículo

Remoción en masa en Villa Caro no termina

El alud de tierra cayó sobre la quebrada El Molino donde las rocas y sedimentos permanecen represados.

La Gobernación de Norte de Santander a través de la Consejería Departamental para la Gestión del Riesgo continúa en Puesto de Mando Unificado para monitorear la emergencia que desde el viernes se registra en la vereda El Molino, zona rural del municipio Villa Caro.

Con el paso de las horas, crece la preocupación y se mantiene el riesgo de las viviendas en la zona que están siendo evacuadas, debido al movimiento de remoción en masa de uno 300 metros de tierra que sepultó varias casas y acabó con 430 hectáreas de cultivos.

En el Consejo Departamental extraordinario de Gestión del Riesgo que se llevó a cabo ayer en la sede de la Gobernación se evaluaron las acciones a seguir en las próximas horas.

El PMU instaló tres puntos de observación en la zona porque de mantenerse el deslizamiento la afectación podría ser mayor para los municipios de Villa Caro y Ábrego. 


Lea también: Norte de Santander quedó de primera princesa en el Concurso Nacional de Belleza


Ayer informaron que un geólogo a cargo del análisis del fenómeno estableció que el evento de remoción en masa continúa activo con otros deslizamientos laterales al evento principal, lo que ha incrementado el riesgo y la alerta en toda el área de influencia. 

“Sumado a ello, las condiciones climáticas no han permitido llegar al epicentro del evento y tampoco se ha podido  sobrevolar la zona  que permitan establecer la ruta de ingreso”, informó la Gobernación de Norte de Santander a través de sus redes sociales.

Recomendaron a las personas que se están desplazando a la zona, “abstenerse de hacerlo, puesto que la remoción en masa continúa”.

Adriana Arias, alta consejera para la Gestión del Riesgo de Desastre en Norte de Santander  hizo un llamado a los ciudadanos de abstenerse de acercarse a la zona  afectada en ambos municipios debido a que el riesgo es latente.

 

Sin rastro de los desaparecidos

La amenaza ante los deslizamientos en Villa Caro hace que el tiempo corra en contra para la ubicación de la familia que está desaparecida. Los organismos de búsqueda y rescate no han podido iniciar las labores por la inestabilidad del terreno.


Le puede interesar:Así sería el pico y placa tras la apertura


Adelaida Núñez, de 50 años y sus hijos, Jhon Jairo Bastos, de 22 años; Yeison Bastos, de 19 años; Yakeline Bastos, de 18 años y Adriana Bastos, de 14 años de edad,  no han sido ubicados. Se presume que estaban en su vivienda de la vereda El Molino cuando cayó ocurrió el derrumbe.

De acuerdo con el relato que la comunidad hizo a las autoridades locales, el jueves, a tempranas horas, se había observado algunas grietas en la ladera, pero como no llovía, no hubo alarma.

Cerca de las 6:00 de la tarde ya comenzó a llover y uno de los residentes de la vereda, propietario de la finca donde se encontraban tres de las casas, decidió abandonar su vivienda con su familia. 

Se estima que entre esa hora y las 7:00 de la noche hubo el deslizamiento de casi 300 metros de terreno que arrasó con casas, cultivos y animales. 

De la familia Bastos Núñez solo ha sido ubicado el esposo de Adelaida Núñez que se encontraba con uno de sus hijos en Ocaña para el momento del hecho.  

 

La tierra está represada

Eduin Torrado, alcalde encargado de Ábrego, dijo que con el apoyo de la Gobernación han trabajado de manera articulada con la Alcaldía de Villa Caro porque producto del derrumbe la única vía de acceso para ingresar a la vereda El Molino es a través de ese municipio. 


Entérese: Patinadora Catalina Otálora recibió la eutanasia


Por otro lado, el deslizamiento también ha generado riesgos en Ábrego, donde 39 familias de los sectores El Tarrita y Puerto Rico fueron evacuadas y llevadas al casco urbano. “Se dispusieron de unos albergues de manera preventiva en el municipio para poder evacuar las familias de El Molino”, señaló.

El Alcalde (e) declaró que durante las visitas a la zona han verificado que sigue el movimiento de tierra y existe un gran temor debido a que el alud cayó sobre la quebrada El Molino donde un enorme volumen de sedimentos y rocas quedaron represadas.  “El temor nuestro es que se siga represando y eso pueda generar una avalancha. Es por eso que hemos ido evacuando las veredas de manera preventiva”, agregó. 

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión
Martes, 15 de Noviembre de 2022

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Temas del dia Foros La Opinión