Escuchar este artículo

San Calixto, de zona de guerra a remanso de paz

Miércoles, 3 de Enero de 2018
Este municipio golpeado por la guerra en el pasado, vivió un 31 de diciembre sin muertes violentas

Si hubo un municipio de la región del Catatumbo con la más alta percepción de inseguridad en la última década, ese fue San Calixto. 

Ataques permanentes de las guerrillas contra la fuerza pública, emboscadas a tropas del Ejército, atentados contra la estación de Policía y presencia permanente de actores armados ilegales, hicieron de este territorio de 387 kilómetros cuadrados,  ubicado en el nordeste del departamento, un municipio en constante guerra.

Pero todo tiene su final, San Calixto presentó un cambio rotundo a partir de octubre de 2016 cuando después de muchos años se volvieron a revivir las fiestas del pueblo. El resultado, aunque parezca increíble, al 31 de diciembre de 2017, fue cero muertes violentas.

Yadil Sanguino, alcalde del municipio, sustentó este cambio extremo, de pasar de la guerra a la más completa paz, en el proceso pedagógico que se emprendió desde la radio Café Estéreo, basado en mensajes de convivencia, no solo dirigido a los habitantes sino a los actores armados legales e ilegales.

“Nuestra invitación es a construir un municipio en paz, donde sea posible vivir como hermanos, sin hacernos daño. Es la semilla que estamos sembrando para que cese el derramamiento de sangre”, dijo Sanguino.

Al proceso también se vincularon las juntas de acción comunal, que sirven de multiplicadores del mensaje, además de que a través de ellas se está llegando a las comunidades con los programas culturales, recreativos y deportivos, dijo el mandatario.

Junto a San Calixto, otros 14 municipios del departamento: Cácota, Convención, La Esperanza, Cucutilla, Arboledas, Toledo, Bochalema, Chitagá, Cáchira, Durania, Gramalote, Labateca, Lourdes, Pamplonita, brillaron porque en sus territorios tampoco hubo muertes violentas durante 2017.

El coronel George Quintero, comandante de Policía en Norte de Santander, dijo que la reducción de homicidios responde a un trabajo focalizado y gerencial que permitió analizar los hechos violentos que se habían presentado en años anteriores y de esta manera prevenir la ocurrencia de hechos delictivos que afectarán la vida de los ciudadanos.

Explicó que hubo necesidad también de desplegar acciones con Policía judicial que permitio dar captura a personas que en años anteriores habían cometido hechos delictivos, asimismo, se realizó un análisis de los puntos calientes en los cuales los hechos delictivos habían generado muertes violentas.

Image
La opinión
La Opinión