Escuchar este artículo

Serranía, la cerveza motilona

Sábado, 22 de Septiembre de 2018
Un proyecto de emprendimiento nortesantandereano, que nació en un aula. 

La cerveza es la segunda bebida alcohólica más consumida en el mundo. En Norte de Santander está en auge la cervecería artesanal gracias a, entre otros, Jhorman Silva y su esposa Leidy Cáceres, quienes atravesaron un sinfín de obstáculos para consolidar su proyecto, que inició como un trabajo de aula y pasó a ser un proyecto de investigación (Joven Investigador Colciencias), para finalmente quedar como un proyecto de emprendimiento con el que pudieron adecuar una microcervecería que cuenta con las instalaciones y equipos para la elaboración de cerveza artesanal.  

Con el apoyo del ‘Fondoemprender’ nació Serranía, una cerveza artesanal que se produce en Los Patios. Serranía muestra que la clave del éxito es jamás alejarse de los sueños y persistir. Hoy, Serranía sirve de ejemplo a las diferentes universidades del departamento como unidad productiva, y ya cuenta con registro Invima.

Cerveza Serranía Motilona tipo Ale, de color rojizo, con un aroma maltoso, notas a chocolate, caramelo tostado y moderados olores con notas a pasas de uva y ciruelas. O Serranía Macuira tipo  Belgian, de color ámbar, carácter malta y notas un poco a bizcocho con un ligero tostado, similar a la miel o al caramelo, hacen parte de la producción de estos dos jóvenes emprendedores.

La molienda. (Busca romper el grano y  dejar la cascara lo más intacta posible).

Maduracion. (La cerveza ‘joven’ permanece alrededor de tres semanas en estos tanques a muy baja temperatura para equilibrar sus sabores).

Carbonatación. (Una vez lista, se realiza la carbonatación para ser envasada en botella o barril).

Laboratorio. (Allí se realizan análisis de control que permiten medir el PH y la densidad, variables necesarias para controlar el proceso de realizacion de la cerveza.)

Image
La opinión
La Opinión