Tecnología como herramienta de apoyo para la educación inclusiva

Lunes, 7 de Septiembre de 2020
Los softwares pueden descargarse de manera gratuita, gracias a la licencia país y la estrategia Convertic.

Las medidas de confinamiento establecidas por las autoridades nacionales para hacer frente a la emergencia sanitaria por la COVID-19 también han modificado e impactado los procesos de rehabilitación de las personas con discapacidad visual en Colombia.

Además, el 15 por ciento de estas personas en el país superan los 65 años y el 7 por ciento tienen de 0 a 14 años, dos grupos poblacionales que, como es sabido, son de alto riesgo y, por ende, deben mantener el aislamiento.

“Además de las problemáticas estructurales que enfrentan las personas en condición de discapacidad en Colombia, se suma ahora el confinamiento, dado que representa un desafío para continuar con los procesos de rehabilitación, en su mayoría de manera presencial. No obstante, desde el Centro de Rehabilitación para Adultos Ciegos (CRAC), hemos visto la oportunidad para reinventarnos y hacer de la tecnología una aliada para impulsar nuestros programas de rehabilitación”, asegura Gladys Lopera, Directora General del CRAC.

Lea también: Sena abre inscripciones para formación presencial y a distancia

Y es que aprender a afianzar la capacidad sensoperceptual a través de los otros sentidos cuando hace falta la visión requiere de diferentes herramientas y actividades, que, hoy en día, es posible guiar con teleterapia.

Y para dar el funcionamiento a esta tecnología, los computadores convencionales deben adaptarse con softwares especializados para personas con alguna discapacidad visual.  El Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones tiene a disposición, los siguientes softwares que pueden descargarse de manera gratuita, gracias a la licencia país y la estrategia Convertic.

Uno de ellos es Jaws, el cual es un narrador de pantalla que, a través de voz, cuenta lo que está sucediendo en la pantalla y que, mediante comandos en el teclado recibe las instrucciones de lo que la persona quiere hacer. Cabe aclarar que puede ser un teclado convencional o un teclado braile.

Otro programa es Zoom text, un magnificador de pantalla que aumenta el tamaño de textos e imágenes, pero también modifica el contraste y el color para facilitar la lecturabilidad por parte de personas con baja visión.

De igual forma, es posible configurar en Smartphones con sistema operativo Android (TalkBack) o iOS (VoiceOver), lectores que interpretan la información de manera hablada para que la persona haga uso de la pantalla escuchando los procesos que ejecuta el dispositivo y también, a través de comandos y voz, ordenar al celular lo que se quiere hacer.

Es importante destacar que, aplicaciones como Facebook e Instagram tienen sistemas de close caption que describen a la persona con discapacidad las imágenes y videos que se encuentran en estas redes.

Image
La opinión
La Opinión