Escuchar este artículo

Tibú se queda sin alcaldesa, anulan elección de Corina Durán

Martes, 27 de Abril de 2021
La mandataria había sido demandada porque se encontraba inhabilitada para reemplazar a su esposo, Bernardo Betancurt, en las elecciones de 2019.

La celebración de contratos con una empresa del orden municipal, durante el año anterior a su elección, dejó por fuera del cargo a la alcaldesa de Tibú, Corina Yezmín Durán Botero, faltando más de dos años y medio para terminar su mandato.

El Tribunal Administrativo de Norte de Santander, en un fallo de única instancia, ordenó anular el acta mediante la cual se declaró su elección, el 31 de octubre de 2019 y, en consecuencia, cancelar la credencial expedida para el periodo 2020-2023.

“En conclusión, conforme a las consideraciones expuestas y atendiendo a que todos los elementos de la inhabilidad de celebración de contratos están acreditados, la Sala encuentra que el acto de elección de la demandada se halla viciado de nulidad”, señalaron los magistrados en la sentencia.

En la decisión se ordenó, igualmente, compulsar copias a la Fiscalía General de la Nación para que investigue la posible comisión de algún delito frente a unas “órdenes fin formalidades plenas” que según los dictámenes periciales recaudados durante el proceso, no fueron suscritas por Durán Botero como representante legal de la Estación de Servicio Campo Dos, pero aparecen con una rúbrica a su nombre.

Como se recuerda, Corina Yezmín Durán Botero asumió la candidatura a la Alcaldía de Tibú en la recta final de la campaña para los comicios de 2019, luego de que su esposo Bernardo Betancurt Orozco fuera asesinado en medio de una correría proselitista.

En vista de lo ocurrido, el Partido Conservador avaló, inscribió y delegó a Durán Botero para que continuará adelante con el proyecto político, resultando elegida.

Sin embargo, semanas antes de su posesión, la mandataria fue demandada por Felipe Urbáez Romero y Wilkin Mendoza Mojica, quienes alegaron que Durán, tanto al momento de la inscripción como de la declaratoria de su elección, se encontraba inhabilitada para ser elegida alcaldesa, “por intervenir en la gestión de negocios ante las autoridades públicas de nivel municipal y celebrar contratos con entidades públicas en interés propio, dentro de los 12 meses anteriores a la elección”.

Este argumento fue acogido por el Tribunal Administrativo de Norte de Santander y en ese sentido fue declarada la nulidad de su elección como gobernante local.

Teniendo en cuenta que todavía faltan dos años y ocho meses para que se termine el actual periodo, Tibú tendrá que volver a las urnas para elegir a su nuevo alcalde.

 Agradecimientos

Por su parte, Durán compartió un video agradeciendo a todos los tibuyanos por confiar en su gestión y se comprometió a seguir trabajando por la ciudadanía.

“En el momento que asumí la bandera de este proyecto político en medio de la difícil situación que atravesamos, lo hice con la plena convicción de que juntos construíamos el desarrollo de la región (…)  Nuestro trabajo ha sido desinteresado, transparente y honesto, coherente a las necesidades del pueblo, ustedes legítimamente me escogieron y nos dieron la oportunidad de velar por ustedes”, expresa el video.

Image
La opinión
La Opinión