Formulario de búsqueda

-
Miércoles, 28 Marzo 2018 - 4:17am

Una chambonada llamada vivienda en El Zulia

Las familias tienen miedo por las fallas estructurales que presenta todo este esperpento al que alguien le dio el nombre rimbombante de Portal de la Victoria.

fQlOmQ2JAts
Plataforma: 
YouTube

Dos torres de apartamentos de Portal de La Victoria, vereda Cañaguate, en El Zulia, están “en riesgo y peligro de caer”. Así lo explicaron las 19 familias que viven en los edificios de 5 pisos y 40 apartamentos. 

Hace una semana, una de las columnas del apartamento 02, en el primer piso de una de las torres, cedió, y con su peso rompió un bloque rojo de la pared.

En la madrugada,  sintieron un movimiento y creyeron que se trataba de un temblor. Pero al día siguiente se dieron cuenta de que fue la edificación.

“Sentimos que traqueó algo, y que se movió, como cuando hay un temblor. Ahora vivimos con miedo”, dijo Leidy Arciniegas. 

Solo mirando la estructura por fuera y sus acabados internos parece que se tratara de una obra inconclusa y abandonada.

Fue entregada con bloques a la vista (obra negra), y sin  mampostería. Sin vidrios en las ventanas, sin puertas en los baños, y con otros detalles sin terminar…

Cosa rara. El último piso no tiene placa arriba, sino que fue cerrado con un techo de zinc sujeto por espuelas cuyas dimensiones son muy pequeñas.

Ya empezaron a salirse del concreto de las paredes, provocando grietas en los bloques. 

Luis Modesto Ortega, habitante de las torres y maestro de obra, explicó que la torre presenta varias fallas que a la comunidad le preocupan cada vez más. 

“Primero: el desplome de las pantallas y las columnas del segundo piso, en la parte de la fachada.

Segundo: las vigas y muros no están perfectamente aplomados: sobresalen hasta 15 centímetros.

Tercero: la tubería de agua lluvia no está pegada a la caja, y el agua cae directamente debajo del edificio, exponiendo los cimientos de la estructura”, detalló Ortega.

Dicen los habitantes que el proyecto tenía contemplada una escalera para cada torre; sin embargo, solo se construyó una en medio de las dos estructuras.  

La caja de las aguas negras colapsa, rebosándose y desbordándose por la zona verde, a un lado del edificio, aumentando la humedad del terreno sobre el cual fue construido este conjunto de interés social.

A la montaña de fallas que tiene la estructura, se le suma que no tienen transformador eléctrico y tampoco contadores. Es decir, también hay problemas serios con el servicio eléctrico.

El 2 de noviembre de 2017, estas 19 familias, con un promedio de cuatro integrantes cada una, recibieron las llaves de sus apartamentos. Se mudaron a las torres por necesidad. 

“Si nosotros no necesitáramos realmente estos apartamentos, no nos hubiésemos metido a vivir aquí. Pero el pago de arriendo cada vez es mayor. También estuvimos por dos años esperándolos, cuánto más…”, dijo Modesto Ortega junto a sus vecinos.

Las personas que habitan las dos torres son víctimas de la ola invernal, madres cabeza de hogar, familias en extrema pobreza y desplazados.

Las 38 casas de la primera etapa del complejo también está presentando problemas con la humedad. Están  a un lado del edificio. 

Esta es una auténtica chambonada de los constructores, que parece que se hubieran dedicado a poner materiales de cualquier manera...

Constructores

La obra fue construida en la gestión de Manuel Orlando Pradilla y financiada con dineros del Fondo Nacional de Pensiones de Entidades Territoriales (Fonpet) y el Fondo Nacional de Regalías. La inversión fue de más de 1.600 millones de pesos, con un adicional de 250 millones de pesos.

Los documentos que tienen los habitantes de la edificación indican que esta se hizo bajo contrato de obra pública número 163, y que se adjudicó el 23 de septiembre de 2014 al Consorcio Vivienda Social R/L, representando legalmente por Luis Raúl Salazar Rodríguez.

La interventoría de la obra estuvo a cargo de la Unión Temporal Interventoría Vivienda y Sede Educativa El Zulia.

Los habitantes exigen una respuesta por parte de la constructora. “Lo que nos argumenta el constructor es que los recursos no alcanzaron. ¿Eso es una respuesta? No lo creo, el contrato dice que son viviendas dignas, y estos apartamentos no dignifican a nadie. Nosotros desconocemos sí aquí se hizo estudios de suelos”, dijo el vecino.

En febrero de este año, el actual alcalde, Elkin Caballero, declaró que él se había abstenido de entregar los apartamentos porque faltaba dotarlos de energía eléctrica, agua, alumbrado públicos y zonas verdes. Sobre las instalaciones del servicio de energía precisó que Centrales Eléctricas estaba avanzando en la instalación.

La Opinión

@laopinioncucuta

Medio de Comunicación de los nortesantandereanos.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Publicidad
+ Deportes
Artículo

Las dos Coreas con candidatura conjunta para Olímpicos de Verano de 2032

Las justas de invierno de este año fueron la ocasión para que los atletas de ambos países desfilaran juntos.

AFP
Cúcuta
Video

Con Lázaro se enseña fotografía a los ciegos

Este sistema innovador fue desarrollado por una docente de la Universidad de Pamplona.

Publicidad
Pamplona
Artículo

Mejorarán la avenida Celestino Villamizar en Pamplona

El proyecto cuenta con una inversión de 1.249 millones de pesos. 

Cortesía
Cúcuta
Artículo

Un par de cristos millonarios

Mientras en Cristo Rey avanzan las obras, en barrios cerca del Nazareno esperan inversión comunal. 

César Obando
Publicidad


Es el primer portal gastronómico de Norte de Santander, donde se resalta lo mejor de los sabores regionales, nacionales y mundiales.
Nuestros suscriptores cuentan con su propio espacio con privilegios y beneficios. Aqui puedes hacer parte de este selecto club.
Un espacio dedicado a las variedades y lo más impactante del mundo del entretenimiento. Encuentre aquí los personajes e historias.
La labor investigativa de nuestro equipo periodistico se congrega en esta sección dedicada a mostrar a profundidad y con más detalles de los hechos.
En este espacio nuestros clientes podrán promocionar su negocio o encontrar una propuesta que se adapte a sus necesidades.