Escuchar este artículo

Urgen expertos para atender la tragedia en Villa Caro

Aún no hay rastros de la familia desaparecida porque las viviendas colapsadas quedaron bajo unos 200 metros de tierra.

Con el paso de las horas las probabilidades de rescatar con vida a los cinco miembros de la familia que quedó atrapada en medio del proceso de remoción en la vereda El Molina de Villa Caro son menores. 

De acuerdo con los estudios de los expertos  que trabajan en la búsqueda, no hay precisión del lugar exacto donde pudo haber quedado la vivienda, a una profundidad de unos 200 metros bajo tierra y en un perímetro de cerca aproximadamente un kilómetro de terreno que dejó la mayor emergencia por lluvias en todo el departamento.

Carlos Daniel Serrano, alcalde de Villa Caro, ofreció a La Opinión su primera entrevista desde que comenzó el deslizamiento que afecta a unas 70 familias en su municipio. 

Ayer, se encontraba en Cúcuta, adonde viajó para trasladar al esposo de Adelaida Núñez, de 50 años, desaparecida junto a sus cuatro hijos, Jhon Jairo Bastos, de 22 años; Yeison Bastos, de 19 años; Yakeline Bastos, de 18 años y Adriana Bastos, de 14 años de edad.

Le están brindando asistencia psicosocial junto a otro de sus hijos, el único que ha sido ubicado, porque estaba vendiendo cebolla en Ocaña junto con su padre cuando se produjo el derrumbe. 


Lea también:Conozca las vías que estarán cerradas por la Media Maratón de Cúcuta


El alcalde señaló que les han brindado toda la ayuda posible, mientras se toma alguna decisión con respecto a la búsqueda del resto de la familia.

“Necesitamos que lleguen las personas expertas que sepan del tema porque de momento es muy difícil avanzar y las condiciones son aún de mucho riesgo por la laguna que se formó con el derrumbre”, dijo el funcionario.

El mandatario local se refería a la amenaza generada debido al represamiento de agua y sedimentos en la quebrada El Molino y que, de continuar lloviendo, podría desbordarse de forma abrupta, ocasionando una avalancha. 

De manera preventiva se han reubicado unas 70 familias entre Villa Caro y Ábrego. El censo que tienen las autoridades es de unas 130 personas entre niños, niñas, adultos mayores y mujeres embarazadas, puntualizó Serrano. 

Image
Urgen expertos para atender la tragedia en Villa Caro
 
No es seguro el ingreso

El alcalde, Daniel Serrano, hizo un llamado especial a la comunidad de Villa Caro a no ingresar a la zona afectada. Ha recibido información de algunos habitantes de la zona rural que han intentado ingresar para, por cuenta propia, realizar alguna búsqueda.


Le puede interesar: Intoxicación masiva de estudiantes en Táchira


Aclaró que no es seguro llegar al sector porque el proceso de remoción en masa continúa, hay inestabilidad en el terreno y es latente el riesgo de que pueda haber un deslizamiento mayor que traería consecuencias aún más graves. 

“Es demasiada la cantidad de tierra que cayó. Iniciar una búsqueda sin el equipo de expertos que nos indiquen el lugar exacto es una tarea casi imposible porque aunque tuviéramos las máquinas, hacia dónde la apartamos”, explicó. 

Serrano le pidió a  los villacarenses ser empáticos con las familias afectadas y no hacerse eco de rumores que puedan hacer de esta tragedia un mal mayor.

Desmintió que esté fuera del municipio en medio de la emergencia. “Anoche instalamos otro PMU (Puesto de Mando Unificado) con el gobernador. Estoy donde me necesitan para tratar de superar esto porque no puede sentarme en un escritorio a despachar con toda esta emergencia”, declaró.


Entérese: Por orden del Mindefensa, retiran a policías del aeropuerto Camilo Daza


Hoy estará de vuelta a Villa Caro con los miembros de la familia que por el momento fueron reubicados en el casco urbano.

Las pérdidas

El proceso de remoción en masa ocurrido en la vereda El Molido arrasó con unas 670 hectáreas. Hubo pérdidas de unos 150 animales, así como de cultivos de maíz, plátano, aguacate, apio, café, papa, caña y cebolla.

Aunque las fincas y viviendas que quedaron sepultadas estaban todas en la vereda El Molino, se declaró el riesgo los sectores de Brisas del Tarra, Pramarillo, Remolino, Puerto Rico y la vereda El Tarrita. Esta última pertenece al municipio de Ábrego.

Puntos de observación

Silvano Serrano, gobernador de Norte de Santander, informó que este martes, algunos habitantes de las veredas de Brisas del Tarra y El Tarrita, obstaculizaron la vía para llamar la atención de los mandatarios por la incertidumbre que existe en torno a la emergencia en esos municipios.


Infórmese: Deslizamiento de tierra destruyó viviendas de Colinas del Tunal en Cúcuta


“La incertidumbre es que si esa cantidad de material que se desprendió de la montaña alcanzaría a llegar hasta El Tarrita y lo que hemos hecho a través de las recomendaciones es establecer un monitoreo permanente y unos puntos de alerta y comunicación para poder informar a las personas”, explicó. 

Informó que la situación en Villa Caro ya se le notificó al director de la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo e hizo un llamado para que el Servicio Geológico Colombiano se traslade a la zona a fin de establecer qué originó el fenómeno y las circunstancias de riesgo que puedan haber en torno a las comunidades cercanas. 

En coordinación con el Sistema Departamental del Riesgo de Desastres hay en la zona afectada un equipo multidisciplinario en el que participan el Ejército Nacional, Cruz Roja Colombiana, Defensa Civil y la Unidad de Operaciones Especiales en Emergencias y Desastres de la Policía Nacional - Ponalsar.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión
Jueves, 17 de Noviembre de 2022

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Temas del dia Foros La Opinión