Escuchar este artículo

Van nueve atentados contra el oleoducto en el departamento

Sábado, 13 de Julio de 2019
El nuevo ataque produjo la rotura del ducto y derrame de crudo en las quebradas La Petra y los ríos Margua y Arauca.

Ecopetrol reveló que el derrame de petróleo que se registró el pasado miércoles en horas de la noche, en el KP 154+750, jurisdicción de la vereda Miralindo, en Toledo, se produjo por un atentado al oleoducto Caño Limón-Coveñas.

Este ataque produjo rotura del ducto y derrame de crudo en las quebradas La Petra y los ríos Margua y Arauca.

Desde el momento en que se tuvo conocimiento del derrame de crudo, se activó el plan de contingencia, informó la compañía. 

Como parte del plan se realizó la protección de las bocatomas de los acueductos de Arauquita y Arauca, con el fin de evitar afectaciones en el suministro de agua potable a los habitantes de esos dos importantes municipios araucanos. 

Así mismo, personal técnico avanza con labores de limpieza en las orillas de los afluentes, dijo Ecopetrol por intermedio de un comunicado en el que aseguró que “el derrame de petróleo se encuentra controlado”.

En lo corrido del presente año, la infraestructura del tubo que conduce petróleo desde Caño Limón en Arauca, hasta Coveñas, han sufrido un total de 22 atentados, nueve de los cuales han ocurrido en Norte de Santander y 13 en Arauca.

“Ecopetrol rechaza estas acciones ilícitas que ponen en riesgo la integridad de las personas, generan graves consecuencias al medio ambiente, afectan el bienestar de las comunidades y el normal desarrollo de las actividades petroleras”, advirtió.

Informes obtenidos en la zona señalaron que el derrame de crudo fue reportado en la vereda el Porvenir paso de las canoas del corregimiento de Gibraltar, donde se evidenció la mancha avanzando sobre el río Margua en la desembocadura al río Arauca.

Image
La opinión
La Opinión