Escuchar este artículo

Víctimas, agresores y fuerza pública, unidos en un mural

Con sus propias manos pintaron homenaje a víctimas en Chinácota.

En el marco de la conmemoración de los 120 años de la Firma del Tratado de Chinácota, con el cual se puso fin a la Guerra de los 1.000 Días en 1902, este municipio, ubicado a 40 minutos de Cúcuta, protagonizó un nuevo acto de paz, al ser el escenario de un mural que fue pintado conjuntamente por víctimas, victimarios, fuerza pública y comunidad.

El descubrimiento del mural, ubicado sobre la carrera 2, entre calles 7 y 8 de Chinácota, en una de las paredes del Colegio Nuestra Señora de La Presentación, se realizó en medio de la apertura del 7° Encuentro Internacional de Muralismo, el cual trae para este año como lema: ‘Por El Perdón’.


Le puede interesar: En Norte de Santander esperan que esta vez sí sea posible la paz con el Eln


El ‘Mural por La Paz el Perdón y la Reconciliación’ está dirigido a víctimas del conflicto armado y su revelación fue acompañada por José Miller Hormiga, magistrado de la sala de definición de situaciones jurídicas de la JEP, la oficina de enlace de víctimas de Chinácota, el equipo TOAR Senderos de Paz, Personería, población general, entre otros actores.

 

¿Cómo se hizo el mural?


Fuentes del Sistema Autónomo de Asesoría y Defensa a Comparecientes (SAAD) de la Secretaría ejecutiva de la JEP, narraron cómo fue el proceso de realización de esta significativa obra, que representa el primer TOAR (Trabajos, Obras y Actividades con contenido Restaurador-Reparador) de la Fuerza Pública a nivel nacional.

“La idea nació precisamente de las víctimas, ellos diseñaron lo que se observa en el mural, lo plasmaron en carteleras, cada diseño como el corazón, la paloma, la fuente, el arcoíris, eso fue diseñado por las víctimas, y quienes reunieron los recursos para hacerlo fueron los comparecientes”, expresaron.

 

Murales de paz

 

Si bien el diseño de los objetos fue realizado por las víctimas, fue el maestro Diego Armando Barajas Vera el encargado de plasmar en un boceto en la pared lo planteado por medio de los carteles, guiando la composición de esta obra llena de perdón.

“Ellos sí pintaron conjuntamente. Para nosotros es un acto de reconciliación real ver trabajar a exFarc con fuerza pública y con las víctimas, es una escena de reconciliación propia, porque la persona tiene que reconciliarse a sí mismo para poder perdonar a los otros”, expresaron desde la SAAD.

 

Rostros de las víctimas, inmortalizados

Diana Boada, enlace de víctimas de Chinácota, agregó que otro componente importante del mural son las caras perfiladas de algunas víctimas del municipio, las cuales serán recordadas por medio de esta obra.


Le puede interesar: Reducen en 50% precio del SOAT para estos vehículos en Colombia


“Se plasmó el perfil de tres víctimas, una por desaparición forzada, y dos ya fallecidos, son personas de Chinácota que le salvaguardamos su identidad, aunque eran ampliamente reconocidos en el municipio. La idea es continuar con este proyecto para llevar un mensaje de paz y reconciliación”, agregó la funcionaria.

Tras la revelación del mural, víctimas, victimarios y fuerza pública se desplazaron al Coliseo Municipal, en donde se efectuó una velatón por la paz, el perdón y la reconciliación’, uniéndose todos alrededor de un cartel en donde se leía: Colombia, una tierra Feliz y en Paz.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
Oscar Andrés Olarte
Óscar Andrés Olarte
Miércoles, 23 de Noviembre de 2022

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Temas del dia Foros La Opinión