Escuchar este artículo

Víctimas y victimarios de la guerra pueden convivir

Miércoles, 21 de Septiembre de 2016
Esa es la propuesta del director de la Agencia Colombiana de Reintegración en Norte de Santander.

“Si hay algo que nos ha enseñado el proceso de la Agencia Colombiana de Reintegración, con la experiencia que tenemos en el país y Norte de Santander, es que no podemos hacerle salto de garrocha al perdón y la reconciliación”.

Esa es la propuesta de Tyrone Rodríguez, director de la Agencia Colombiana de Reintegración en Norte de Santander, quien expresó que es fundamental que la comunidad se dé una oportunidad de sanar las heridas, sin recurrir a la venganza.

Según el funcionario, el motivo de esta declaración no es solo la coyuntura por el proceso de paz y el plebiscito, sino porque en las últimas semanas se han presentado casos de homicidio en personas reintegradas a la sociedad, en varias zonas del departamento.

“Sabemos que las entidades de seguridad hacen  los esfuerzos necesarios para protegerlos”, dijo. “Pero aunque sea necesario reforzar la oferta de seguridad, hay que seguir trabajando con las comunidades para que no haya más rencor ni desquite”.

Rodríguez no ocultó su preocupación ante la posibilidad de que la desmovilización de las Farc derive en hechos violentos, “y eso no debe pasar”.

“La responsabilidad no solo está en manos de los organismos de seguridad sino de la gente, para que logre superar el rencor y no tenga que pensar en devolver el daño”, agregó.

Durante el tiempo que lleva trabajando con desmovilizados de las Autodefensas, y las guerrillas, afirma que llevar a cabo actividades que conlleven al perdón no solo beneficia a las víctimas, sino también a los victimarios.

“Es importante para ellos entender y reconocer que causaron daño”, dijo. “Esto les permite mejorar en su proceso de reintegración, mientras las víctimas sanan sus heridas”.

Afirmó que, en general, las víctimas además de exigir la verdad no se niegan a perdonar, lo cual genera un resultado estable que termina en la reconciliación, entendida como la capacidad de convivir con el otro.

Aunque reconoció que el perdón es una decisión individual, señaló que es la mejor opción para la vida personal y en comunidad.

Abrazatón para reconciliarse

Como parte de las actividades de reconciliación que adelanta la Agencia, este viernes 23 de septiembre se realizará un evento denominado: Abrazatón, por el perdón y la reconciliación.

El evento tendrá lugar en la plazoleta de Telecom, avenida 10 con calle 10, en Cúcuta, de 8 a 11 a.m.

Por primera vez, se unirán a este evento 300 víctimas y 60 personas en proceso de reintegración, quienes darán el primer paso, o el primer abrazo, para demostrar que es posible dar nuevas oportunidades.

“Llevamos tres años generando escenarios de perdón que han impactado favorablemente”, señaló Rodríguez. “Por eso haremos este gran proyecto, al que asistirán más de dos mil personas”.

El director territorial de la Unidad de Atención a Víctimas, Saniel Peñaranda, expresó que este será un ejercicio con el que la comunidad podrá experimentar que es posible perdonar y trabajar unidos, incluso desde experiencias distintas.

“Nosotros trabajamos con las víctimas, y la Agencia con victimarios”, comentó. “Pero esta experiencia que tendremos, nos permitirá decirle a la gente que no hay competencias, sino la necesidad de unirnos como sociedad”.

Además de los abrazos, se presentarán otras experiencias de perdón, como son las cartas del perdón, en las que los victimarios cuentan sus historias y piden ser incluidos en la sociedad.

También, se expondrá la estrategia Mambrú no va a la guerra, “para que entendamos que la guerra dejó de ser una opción para los nortesantandereanos”.

La Opinión