Escuchar este artículo

Villa del Rosario: 5 días más sin agua

Viernes, 4 de Noviembre de 2016
Con las actuales condiciones climáticas y la crecida del río es difícil predecir cuándo se volverá a producir agua.

Tres días completaron ayer sin agua en sus casas los habitantes de Villa del Rosario, y podrían seguir así otros cinco, por razón de deslizamientos de tierra que se originaron en cercanías a la bocatoma  y que no permiten captar el líquido del río Táchira.

Ayer, operarios de la empresa Industrial y comercial  de Villa del Rosario Eicviro E.S.P., acudieron al sitio de los hechos con maquinaria para despejar el lodo y las piedras que alejaron el caudal del río de la bocatoma, pero la fuerte crecida con que bajaba el afluente lo impidieron.

José Figueredo, coordinador técnico de la compañía, dijo que la emergencia ha impedido producir agua para el consumo de 20 mil usuarios que tiene la empresa en el municipio.

Dijo que con las actuales condiciones climáticas y la crecida del río es difícil predecir cuándo se volverá a producir agua, debido a que por un lado el caudal del río Táchira se alejó del sitio de la bocatoma por el fuerte deslizamiento de tierra que se produjo el jueves al mediodía, y por el otro, la alta turbidez con que está bajando el agua no lo permiten.

Ayer, incluso, operarios de Eicviro E.S.P. adelantaban labores de mantenimiento en los desarenadores de la bocatoma, debido a que presentaban taponamiento por la gran cantidad de lodo que ha caído al río de los desprendimientos de rocas y tierra.

Figueredo dijo que en la bocatoma se captan 220 litros por segundo de agua.

Lo que más preocupaba ayer a los técnicos de la compañía de acueducto era la amenaza de un nuevo deslizamiento de tierra a escasos 10 metros del sitio de la bocatoma, lo cual, se llegarse a dar, agudizaría la actual emergencia.

Lo que estamos intentando ahora es arrimar el caudal a la bocatoma para poder captar el agua y tratarla, dijo Figueredo.

En los barrios de Villa del Rosario, la población ayer empezó a sufrir desabastecimiento de agua. “Hoy (ayer) me tocó comprar agua en bolsa para el consumo en la casa”, dijo Ana Jaimes, vecina del barrio Turbay Ayala.

Figueredo dijo que en octubre la planta de tratamiento tuvo seis paradas, debido a los problemas de turbidez y sedimentación del agua en la bocatoma.

Los técnicos de la compañía consideran que por lo menos unos cinco días demorará superar la emergencia, por lo que sugirieron a la alcaldía la emisión de una declaratoria de emergencia.

El alcalde Pepe Ruíz manifestó ayer a La Opinión que hay que esperar a que   amainen las lluvias y la turbidez de las aguas del río para poder ingresar la maquinaria que conducirá el agua hasta la bocatoma.

Dijo que ayer se buscaba apoyo con la Gobernación de Norte de Santander para mitigar una serie de deslizamientos de tierra que están perjudicando la comunicación terrestre Villa del Rosario-Ragonvalia.

Image
La opinión
La Opinión