Formulario de búsqueda

-
Domingo, 3 Junio 2018 - 4:00am

Violentómetro, una herramienta contra la violencia hacia la mujer

Hasta abril de 2018, en Norte de Santander denunciaron 66 delitos sexuales contra población femenina.

 

Seis feminicidios ocurridos en 2017 en Norte de Santander, y cinco más, entre enero y abril de 2018, confirman que la violencia contra las mujeres está desbordada, según señala Herling Fernández, titular de la secretaría departamental de la Mujer.

De acuerdo con la funcionaria, en los recorridos que se hacen con el equipo de la dependencia por las comunas de Cúcuta, se encuentran dramáticos casos como el de aquella mujer de la comuna seis, que mientras escuchaba la charla que daba un psicólogo sobre cómo identificar la violencia en sus hogares, no logró contener el llanto, de principio a fin.

Al final, se dieron cuenta de que, en efecto, la mujer era maltratada y de inmediato fue objeto de atención; sin embargo, no ocurre lo mismo con todas, aún hay temerosas de denunciar por razones como la vergüenza de ser estigmatizadas y el apego a la pareja, en una cultura claramente patriarcal.

Le puede interesar 3.014 mujeres han sido víctimas de violencia en lo que va de 2018

 

Por ello, una de las estrategias que está en marcha es el violentómetro, una herramienta sencilla, al estilo de un separador de libros, que las mujeres realmente tienen a mano y les permite identificar con una simple escala, en qué condición de riesgo puede estar su relación de pareja.

Según Fernández, en los sectores populares, cuya vulnerabilidad es altísima, las mujeres han tenido buena receptividad del violentómetro.

“Lo cargan en la cartera, lo revisan, previenen entre su círculo cercano”, dice, pero aún falta, pues se ha advertido que se requiere que las mujeres rompan con la naturalización de la violencia, es decir, creer que el maltrato es normal, o es muestra de afecto.

La secretaria afirma que muchos de los comportamientos de las parejas, identificados a tiempo, pueden salvar las vidas de las mujeres, pero en el ente territorial hay preocupación porque cuando acuden por ayuda, lo hacen porque sus vidas están en riesgo, “en la última fase del violentómetro”, antesala de una muerte segura.

Pero la falta de denuncia no es exclusiva de las zonas cucuteñas sumidas en la pobreza, ya que según relata la secretaria, el trabajo en la dependencia, el conocimiento de casos, y el mismo hábito que ya tiene con el violentómetro le ha permitido advertir conductas de riesgo en mujeres cercanas a su vida.

Tal es el caso de una mujer profesional, funcionaria pública, poco allegada a Fernández, pero en quien notó inseguridad, un temperamento extremadamente tímido y temeroso, y que pese a ser una mujer con recursos económicos suficientes, mantenía una autoestima muy baja.

Poco a poco, y en absoluta discreción, ha podido ayudarla, así como ocurre con otra mujer allegada a su hogar.

“Ella no duerme, la expareja le quiere quitar la casa, perdió un trabajo en el que llevaba 15 años, la hace aguantar hambre…”, en fin, un caso que resume como enfermizo.

“Hay actuaciones, comportamientos, que antes no notaba como violencia, pero con este trabajo, con el violentómetro, he aprendido que debe hacerse un inmenso trabajo de educación”, señala, por la totalidad de las 10 comunas de Cúcuta.

Por ello, la secretaría comienza a acercarse a los colegios, para prevenir desde temprana edad.

¿Por qué ocurre la violencia?

Juan Carlos Quintero Meneses, psicólogo de la secretaría, explicó que entre los principales factores que propician la violencia contra la mujer se destaca la repetición de patrones y conductas en la crianza.

Fenómenos como la indiferencia de la mujer, que permite la violencia y favorece su ocurrencia, así como la atribución del poder violento al hombre, se repiten una y otra vez.

“Cuando las madres les dicen a sus hijos: ahora que venga su papá, va a ver…”, entre otras amenazas que le dan al hombre herramientas para violentar, son situaciones que se deben romper, según el profesional.

Quintero señala además que la violencia es progresiva, tal como indica el violentómetro, y que el atacante no actúa en las últimas etapas de la escala, sino que va, poco a poco, envolviendo a su víctima.

“El violento no cambia, sino que descansa”, afirma, y agrega que contrario a lo que se esperaría “el conflicto genera más apego”.

“La mujer se confunde y se pregunta: ¿Este hombre es así, o yo lo estoy volviendo así?”, de tal suerte que se anhela cambiar al hombre, complacerlo con sumisión, o asumir una culpa inexistente, que lleva a obedecer, acatar, callar, para evitar que la pareja se convierta en una ‘mala persona’.

La Opinión

@laopinioncucuta

Medio de Comunicación de los nortesantandereanos.

Suscríbete y recibe las últimas noticias de La Opinión
Publicidad
Publicidad

Comentarios

Publicidad
Publicidad

Publicidad

Empezamos bien, pero somos un equipo en construcción: Garabello

El próximo rival del Cúcuta es el Independiente Santa Fe.

El Colombiano
Judicial
Artículo

Presuntos pelusos, tras la rejas

A los detenidos les incautaron tres pistolas.

Policía
Publicidad
Economía
Artículo

Economía colombiana crecerá 3% en los próximos tres años

La firma proyectó un alza de 3% anual para los siguientes tres años.

La Opinión
Economía
Artículo

Colombia puede tener 70 años de reservas de gas

Colombia podría tener “hasta 25 años de petróleo”.

Archivo La Opinión
Publicidad
Economía
Artículo

Hay 41.000 personas más en Cúcuta

"El 38 % de los habitantes no nacieron en la ciudad", dice el Dane.

Colprensa

Normix presenta a los profesionales certificados por Argos

Normix, la única concretera con sello de Respaldo Argos de la región, presenta a sus “Profesionales en entrega de concreto PEC”.

La Opinión
Publicidad
suscripciones
Publicidad

Ultimando detalles para la feria

En la Alcaldía se ofreció una rueda de prensa para anunciar los pormenores de la  Feria de Cúcuta. 

Entretenimiento
Galería de imagenes

Viaje a la vejez de algunos personajes

Con Face App, la tendencia que toma fuerza en redes sociales.

Face App
Publicidad
+ Deportes
Artículo

Cucuteñas en Panamericano y Suramericano de Judo

Se trata de Maryuri Ureña y Nayerly Pajoy.

El País de Cali
Judicial
Artículo

El Tren de Aragua y sus homicidios en la frontera

Desde el ingreso a Villa del Rosario, las autoridades le siguieron el rastro.

Archivo La Opinión
Publicidad


Es el primer portal gastronómico de Norte de Santander, donde se resalta lo mejor de los sabores regionales, nacionales y mundiales.
Nuestros suscriptores cuentan con su propio espacio con privilegios y beneficios. Aqui puedes hacer parte de este selecto club.
Un espacio dedicado a las variedades y lo más impactante del mundo del entretenimiento. Encuentre aquí los personajes e historias.
La labor investigativa de nuestro equipo periodistico se congrega en esta sección dedicada a mostrar a profundidad y con más detalles de los hechos.
En este espacio nuestros clientes podrán promocionar su negocio o encontrar una propuesta que se adapte a sus necesidades.