Escuchar este artículo

Zulianos, comprometidos con cuidado del agua

Viernes, 16 de Febrero de 2018
Algunos compromisos quedaron registrados luego del foro Santurbán.

La preservación del agua y el mejoramiento de los procesos productivos para reducir el uso del recurso hídrico en la siembra de arroz fueron algunos de los compromisos que quedaron registrados luego del foro Santurbán: seguro de vida del distrito de riego del río Zulia.

Así lo dio a conocer Germán Salamanca, integrante de la mesa ambiental que coordinó el evento, quien explicó que en desarrollo del evento también se integró la comunidad en torno a la conservación y cuidado tanto del río como del páramo de Santurbán.

“Hay gente que ni siquiera sabe aún dónde nace el río Zulia, pero allí se aclararon dudas y la comunidad se preparó para el encuentro en defensa del páramo, que se realizará en Mutiscua”, el día de mañana, comentó.

En relación con este evento, enfatizó en que la manifestación no tendrá relación alguna con candidaturas ni será un escenario partidista; de hecho, dijo que la publicidad política en la zona fue retirada, con miras a generar mayor transparencia.

Así mismo, dio a conocer que se abordaron temas relacionados con la falta de agua, posibilidades de desarrollo de sistemas de cultivo que ahorren agua, debido a que las posibilidades económicas de esta zona dependen en un 75 por ciento del páramo, señaló Salamanca.

“Si falla Santurbán, falla la vida en Norte de Santander”, expresó. “Por eso, fue muy grato que al encuentro asistieran estudiantes, para que se vayan enterando del tema y amplíen este mensaje”.

Por su parte, Arbel Porras, ambientalista y asistente al evento, se mostró satisfecho con la convocatoria y la participación del sector productivo de los arroceros, de quienes destacó su “conciencia y compromiso para mejorar sus técnicas, por ejemplo con la nivelación de los suelos, y buscar otros sistemas de riego”.

Destacó el hecho de que los productores comprendan que su prosperidad proviene del páramo, condición que los convierte en “grandes actores de protección, así como los habitantes de la zona urbana” y los demás cultivadores ubicados a lo largo del afluente, cuya afectación tiene efecto en Venezuela.

Image
La opinión
La Opinión