Escuchar este artículo

Cambiar hábitos alimenticios y de actividad física mejora la salud

La alimentación, actividad física, descanso e hidratación son aspectos en los que puede obtener resultados de bienestar cambiando hábitos.

Muchas de las acciones que realizamos día a día son inconscientes y puede que no sean muy beneficiosas para el organismo; sin embargo, identificando los hábitos actuales y adoptando nuevos es posible conseguir un estilo de vida más activo y saludable con resultados positivos para tu bienestar.


Apoya a La Opinión haciendo clic aquí: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion


Identifica algunos hábitos en los diferentes aspectos de tu vida y conoce algunos consejos para mejorarlos y obtener tus resultados de bienestar. 

Alimentación

Los hábitos poco saludables en la alimentación están relacionados, generalmente, con el consumo excesivo de grasas y azúcares; omitir, saltarse o no tener horarios establecidos para las comidas; no tener un menú variado, entre otros. 

Lo anterior puede tener efectos negativos en el organismo como el desarrollo de obesidad, diabetes, dislipidemia y/o deficiencias de vitaminas y minerales.

¿Cómo adoptar mejores hábitos en la alimentación? Según Clara Valderrama, integrante del Consejo Consultor de Dietistas de Herbalife Nutrition, se deben consumir más alimentos con alta densidad nutricional y con controlado aporte de calorías, se debe incluir proteína para ayudar al mantenimiento y fortalecimiento de la masa muscular y fibra para apoyar el correcto funcionamiento del sistema digestivo.

Las frutas y verduras son una gran fuente de vitaminas, minerales y fibra. Además, establecer horarios para la ingesta de alimentos y distribuirlos durante el día en porciones adecuadas permite tener un mayor control de las ingestas”, agrega la nutricionista.

Actividad física

Este es uno de los aspectos más importantes en los que adoptar mejores hábitos podría ayudarte a obtener los resultados deseados. Para ello, sería necesario combatir el sedentarismo


Lea tambiénFinalizó la reunión entre Álvaro Uribe y Gustavo Petro


Para, Carlos Ulloa, integrante del Consejo Consultor de Nutricionistas de Herbalife Nutrition, la actividad física regular trae diferentes beneficios a la salud física y mental. “El ejercicio ayuda a mantener un peso corporal saludable, contribuye a mantener y desarrollar los músculos y la salud ósea, lo que previene lesiones y deterioro. En cuanto a la salud mental, el ejercicio puede mejorar el estado de ánimo y contribuir a bajar los niveles de estrés.”, comenta Ulloa. 

En este sentido, un hábito positivo que se puede adoptar es realizar de 150 a 300 minutos de actividad física aeróbica moderada a la semana, acorde a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud. Por ejemplo, podrías caminar o trotar de 20 a 40 minutos al día para cumplir la recomendación; otras opciones son practicar yoga o realizar ejercicios de fuerza como flexiones y sentadillas respetando el tiempo indicado. 
 

Image
Actividad física. / Foto: Internet

 

Descanso

Cuando el sueño no es reparador, el cuerpo no logra recuperarse de las labores del día, ya sea haber realizado actividad física o las actividades diarias habituales. Además, puede producir falta de concentración, problemas de memoria, cambios en el estado de ánimo y menor rendimiento físico y mental. 


Lea también: En una cancha de Pueblo Nuevo asesinaron a ‘Pelusa’


Para adoptar mejores hábitos a la hora de dormir, se recomienda establecer rutinas de higiene del sueño, tales como establecer horarios de sueño y despertar, se puede apoyar la rutina con infusiones con toronjil y evitar bebidas con cafeína o comer abundantemente poco tiempo antes de ir a dormir. Además, resulta útil para adoptar mejores hábitos de descanso tener momentos de relajación con respiración consciente. 

“Alejarse de las pantallas (celular, televisor o computador) 30 minutos antes y tener un descanso de mínimo 7 horas diarias son hábitos recomendables a la hora de descansar”, aconseja Ulloa. 

Hidratación

Finalmente, no hidratarse correctamente a lo largo del día es un hábito poco recomendable. El bajo consumo de líquidos durante el día puede llevar a la deshidratación, lo que puede generar síntomas como mareos, fatiga, dolor de cabeza, sensación de debilidad, boca seca y sed. 


Lea también: Rodolfo Hernández no llegó a citación en la Corte Suprema


Para adoptar mejores hábitos de hidratación, Valderrama recomienda tomar de 2 a 2.5 litros de líquido al día. Estos líquidos deben ser bajos en calorías y azúcares como agua, té, bebidas con aloe, entre otras.

Ser conscientes de los hábitos actuales en los diferentes aspectos de nuestras vidas puede ser un punto de partida para determinar que tanto aportan o no a obtener los resultados de bienestar deseados y establecer los cambios necesarios.  

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión
Martes, 27 de Septiembre de 2022

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Temas del dia Foros La Opinión