Escuchar este artículo

¿Cómo mejorar en Colombia la atención en salud mental?

Domingo, 10 de Octubre de 2021
Hoy es el Día Mundial de la Salud Mental

En el Día Mundial de la Salud Mental, que se conmemora este domingo 10 de octubre, especialistas llaman la atención para crear conciencia sobre los problemas de salud mental en todo el mundo especialmente por la emergencia sanitaria por el Covid-19 cuando los servicios de atención se han visto considerablemente interrumpidos.

Según la Organización Mundial de la Salud OMS, la pandemia de Covid-19 ha agravado la situación de salud mental a nivel mundial, aumentando los nuevos casos de afecciones de salud mental y empeorando las preexistentes.

En las Américas los trastornos depresivos son la principal causa de discapacidad. Casi 100.000 personas mueren por suicidio cada año en la Región.

Lea aquíNiñas aprenden a empoderarse a través del diálogo en derechos y valores

“En esta fecha conmemorativa, queremos insistir en que la salud mental no puede ser un tabú. Por eso es urgente conversar abiertamente sobre a qué nos referimos cuando hablamos de este tipo de condiciones, cuándo saber si se debe buscar ayuda profesional, qué factores de riesgo podrían aumentar las probabilidades de sufrir uno y cómo podemos mejorar la calidad de vida y generar entornos saludables para aquellos que más lo necesitan”, afirmó Natalia García, directora médica de GSK Colombia.

Los trastornos de salud mental se refieren a una amplia gama de condiciones que afectan el estado de ánimo, el pensamiento y el comportamiento. Algunas de las enfermedades con mayor prevalencia son la depresión, la ansiedad, las conductas adictivas y los trastornos alimentarios. Cualquiera de ellas puede presentarse a cualquier edad y nadie está exento de padecerlas.

Una de las principales barreras para el acceso a tratamientos farmacológicos y no farmacológicos son los estigmas que aún pesan sobre la salud mental y que llevan a que miles de personas vivan estas enfermedades en silencio. Según un estudio de la Universidad de Antioquia, en Colombia se estima que tres de cada cuatro personas que requieren consulta con un especialista experto en salud mental no acceden o acuden a servicios profesionales.

“Por ello, cuidadores, pacientes y personal de salud deben prestar mucha atención a las señales de alerta, para guiar a una persona que no encuentra su rumbo hacia un plan de acción médico que le permita mejorar la calidad de vida y que, en un caso extremo, puede incluso salvarle la vida” agregó Natalia García.

Lea también: Cuarta ola del covid devasta a Rumanía

A pesar de que nadie está exento y de que no hay una forma de prevenir con certeza las enfermedades mentales, algunos hábitos pueden mejorar la calidad de vida de todos y disminuir el riesgo. Por ejemplo, tener una dieta balanceada y mantenerse activo con una rutina de ejercicio puede mejorar la concentración, ayudar a dormir mejor e impulsar la confianza y el bienestar personal, dice la especialista.

¿Cómo mejorar en Colombia la atención en salud mental?

Diagnósticos más oportunos, una mejor asistencia primaria y mayores recursos para tratar los problemas mentales son solo algunas de las tareas pendientes que tiene el país para disminuir la prevalencia de enfermedades como el Alzheimer y la esquizofrenia que afectan cada vez a más colombianos, son algunas de las conclusiones de un grupo de expertos un conversatorio organizado por la Cámara de Comercio Colombo Americana, AmCham Colombia.

Además de la detección temprana de la enfermedad y la formación de todos los profesionales de salud que intervienen en el proceso de su evolución, para Jaqueline Arabia, directora de la Fundación Alzheimer, es fundamental humanizar mucho más la atención a los pacientes y sus cuidadores.

“Cuando las familias llegan a consulta se encuentran con que el médico les está suministrando un medicamento que muchas veces ni les explican para qué es, qué efectos tiene, hasta qué punto puede servir y tampoco tienen esa conciencia que el paciente no solo necesita un medicamento sino otro tipo de abordaje interdisciplinario, otro tipo de estimulación, otro tipo de atención a nivel terapéutico”, puntualizó Arabia.

En cuanto a la esquizofrenia, otro trastorno mental que afecta a la población colombiana, el panorama no es muy diferente. Según Marcela Alzate, miembro de la Junta Directiva de la Asociación Colombiana de Psiquiatría (ACP), esta es una patología compleja en su presentación, pero también en sus orígenes pues, aunque es una enfermedad biológica que tiene una altísima carga genética porque viene con una predisposición para la herencia desde las familias, varias situaciones de la vida cotidiana pueden convertirse en detonante de este padecimiento.

Para Rodrigo Córdoba, psiquiatra y profesor auxiliar de carrera del Centro Rosarista de Salud Mental, una de las grandes batallas de la esquizofrenia y en la que todos debemos unir esfuerzos es la lucha contra el estigma.

“Se necesita también la detección temprana; redes integradas de servicios para atender la salud mental de una manera más efectiva; mejorar los procesos de acceso a medicamentos, tratamientos y atención médica; y contar con mediciones e indicadores de evolución y mejoría, no solo de los síntomas sino de la calidad de vida de los pacientes”, añadió Cordoba.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
Colprensa
Colprensa

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas