Escuchar este artículo

Desmintiendo los mitos sobre la leche de vaca

Jueves, 27 de Enero de 2022
Estudio reveló que 34% de consumidores elige un producto por el contenido de grasa.

La leche ha sido parte de nuestros hogares desde hace algunas décadas, desde nuestro desayuno, acompañando un café después del almuerzo, hasta una buena taza de chocolate caliente en la noche. En definitiva es uno de los alimentos principales en las mesas de los colombianos, sin olvidar que es uno de los alimentos con valor nutricional, y esto la hace parte de una dieta nutritiva y variada por ser una bebida muy rica en nutrientes como proteínas, calcio, entre otros. A pesar que es un producto muy común, las personas no conocen  del todo sus propiedades y beneficios.


Conozca: Si una de tus metas este 2022 es hacer deporte, debes saber esto

Seguro que todos hemos escuchado en alguna ocasión frases del tipo: "la leche engorda y produce diferentes alergias", o "la leche sólo debe consumirse en la niñez", entre otras aseveraciones. Pero, ¿realmente estas afirmaciones son mitos o realidades? por eso, la nutricionista Lilia Yadira Cortés desmitificará los mitos más comunes entorno a este alimento:

“La leche de vaca es un alimento muy rico en nutrientes, es fuente de proteínas de elevado valor biológico, ya que contiene todos los aminoácidos esenciales. Es importante que las personas conozcan todos sobre este superalimento”, afirma Yadira.

La leche provoca asma y aumenta el riesgo de padecer cáncer: FALSO:

Aunque son más recomendables los productos de menor contenido graso o fermentados, actualmente no existe evidencia científica que indique que la ingesta de leche produzca mayor mucosidad en personas sanas, ni que provoque problemas en las vías respiratorias de personas con asma, tampoco hay estudios médicos que evidencien que puede desencadenar algún tipo de cáncer. De hecho, la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos realizó diversos ensayos en los que se demostró que algunos componentes de los ácidos grasos instaurados en la leche inhibía la aparición del cáncer.

Provoca alergias e intolerâncias: FALSO

Es muy importante entender la diferencia entre alergia e intolerancia a la lactosa, y las diferentes alternativas de leche existentes para que el cuerpo las reciba muchísimo mejor.

Por un lado, están las alergias. Esta es una respuesta inmune adversa que genera manifestaciones clínicas, entre ellas, síntomas gastrointestinales, para la cual existen alternativas como la leche hidrolizada; mientras que para el caso de la intolerancia a la lactosa (un azúcar natural de la leche), la industria láctea ha elaborado leches y productos con bajo contenido de este componente que cuentan con enzimas de origen natural para que seas tolerados sin producir molestos síntomas gastrointestinales.

En todo caso, es importante que las personas entiendan cuál es el problema que tienen, dado que hay organismos que tienen problemas para procesarla y, por eso, deben escoger el mejor producto para evitar afectaciones en su digestión.


Lea también: Las tendencias alimenticias que marcan el inicio del 2022

La leche engorda: FALSO

Independientemente del tipo de alimento, ninguno tiene la facultad de engordar o de adelgazar. Todo radica realmente en la cantidad que se consume del mismo, no se recomienda exceder su consumo como con cualquier otro alimento. En este caso, la leche aporta numerosos nutrientes en un contenido calórico muy limitado, ya que solo el 3,5% de los componentes de la leche entera son materia grasa (siendo el 1,8 % para la semidescremada y el 0,8% en la descremada)2.

Contrario a lo que se comunica popularmente, diversos estudios han demostrado que los lácteos poseen sustancias como el calcio y la proteína del suero que ejercen acciones favorables sobre el control del peso, grasa corporal y distribución de ella, al reducir la ingesta calórica e incrementar el gasto energético.

Además, esta grasa que contiene la leche ayuda a transportar algunas de las vitaminas  dentro de nuestro organismo, por lo que resulta tan beneficiosa como necesaria.

La leche contiene antibióticos: FALSO

La leche por su naturaleza no contiene antibióticos. Algunas de las preocupaciones giran en torno a los medicamentos utilizados en las vacas cuando estas están enfermas. Sin embargo, cuando es necesario someterlas a un tratamiento, se dejan de ordeñar por un periodo de tiempo hasta que estén libres de estos componentes. En todo el proceso de calidad, siempre se hacen pruebas para que la leche esté en óptimas condiciones. Aún así, cabe resaltar que existen unos mínimos antibióticos que pueden contener la leche pero se hacen controles periódicos para comprobarlo.

La leche descremada o deslactosada pierde sus nutrientes: FALSO

Sin importar si es descremada o deslactosada, la leche contiene componentes con propiedades beneficiosas. Esto quiere decir que no pierde sus nutrientes. De hecho, es una de las principales fuentes de calcio, no solo por su elevado contenido de este mineral sino también por su alto aprovechamiento gracias a otros componentes de la leche: vitamina D, proteínas o fósforo.

Bien sea que las personas consuman un vaso de leche, con café, con cacao, o incluso para diferentes postres y recetas, la leche es una opción excelente, sin importar la versión que se elija entre leche entera, deslactosada, descremada.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion
Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas
Patrocinado por La OpiTienda