Detecte la pérdida auditiva por mayor exposición a aparatos tecnológicos

Miércoles, 7 de Abril de 2021
La pérdida auditiva también se produce por razones congénitas, uso inadecuado de medicamentos e incluso, aparecer de repente. Hoy es el Día Mundial de la Salud.

En la medida en que cada vez más las empresas se vuelcan hacia el trabajo en casa y hay mayores conferencias virtuales, menor asistencia a colegios y universidades, así como un crecimiento en ventas a través de Internet, más se deteriora nuestra salud.  Mientras la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico destaca que las ventas en un año alcanzaron los niveles estimados para dentro de cinco o diez años, equivalentes a $29 billones facturados en 2020, con un crecimiento de 31%, la salud auditiva está en el ojo del huracán.

Si bien la transformación digital, acelerada por la pandemia, ha logrado generar mayor crecimiento de un canal de ventas como Internet, los efectos en el organismo, a propósito de este Día Mundial de la Salud, también se hacen sentir.

En ese sentido, la directora clínica para América Latina de MED-El, Andrea Bravo, afirma que es importante dosificar el tiempo o darle un buen uso a esta tecnología para evitar complicaciones posteriores. También entregó algunos tips para reconocer cuando una persona se está enfrentando a una eventual pérdida auditiva.

1.    Hay que identificar quién sufre de pérdida auditiva. Alguien con pérdida de audición no es capaz de oír tan bien como una persona cuyo sentido del oído es normal, es decir, cuyo umbral de audición en ambos oídos es igual o mejor que 20 decibeles, según la Organización Mundial de la Salud. La pérdida de audición puede ser leve, moderada, grave o profunda, puede afectar a uno o ambos oídos e implicar dificultades para oír una conversación o sonidos fuertes.

2.    Las razones de la pérdida auditiva, abundan. La pérdida de audición puede deberse a causas genéticas, complicaciones en el parto, ciertas enfermedades infecciosas, otitis crónicas, uso de medicamentos ototóxicos y envejecimiento. Sin embargo, el uso de dispositivos a fuertes decibeles puede ser una razón de peso.

3.    Atienda las señales, nunca mienten. Oye zumbidos, ruidos o siente que le silban en los oídos?; es complejo seguir conversaciones y en especial cuando hay más de dos personas, debe subir el volumen de aparatos o tiene que hacer un esfuerzo exagerado para escuchar en ambientes ruidosos.

4.    Ahora más que nunca haga una revisión anual de oídos. Si bien los ojos en el mundo de la salud están enfocados en la COVID-19, no deje de hacer revisiones periódicas y mucho más cuando existe una mayor exposición a ambientes auditivos tóxicos por cuenta del uso inadecuado de los dispositivos tecnológicos.

La  OMS reporta que hay 360 millones de personas con pérdida auditiva discapacitante, es decir 5% de la población mundial, de las cuales 32 millones son niños y afecta principalmente a personas de ingresos bajos y medios.

En Colombia, alrededor de 7 millones de personas tienen algún tipo de limitación parcial o total para escuchar adecuadamente y la importancia de un diagnóstico oportuno garantiza un tratamiento efectivo. El desarrollo tecnológico permite contar hoy con alternativas para tratar diversos tipos de hipoacusia como los audífonos, implantes cocleares e implantes osteointegrados.
 

Image
La opinión
La Opinión