Escuchar este artículo

Diabetes: claves para evitar una enfermedad silenciosa

Jueves, 25 de Noviembre de 2021
¿Cuáles son los mitos más arraigados sobre la enfermedad?

En el mes donde se conmemoró 'El Día Mundial de la Diabetes', alimentarse saludablemente, realizar ejercicio de manera regular y vivir una vida libre de humo son algunos de los pilares para prevenir una enfermedad crónica que afecta a más de 400 millones de personas en el mundo (OMS) y a más de 3.6 millones de colombianos en el país.


Vea aqui: La Opinión te cuenta por qué es necesaria la tercera dosis de la vacuna contra la COVID-19

¿Cuáles son los mitos más arraigados?, ¿Cómo prevenir la diabetes? y ¿Qué consecuencias genera en el organismo? “Estos son algunos de los interrogantes que se pueden presentar cuando hablamos de dicha enfermedad. Por tal motivo, Doctoraki.com brinda una serie de consejos, a través de un especialista, para una detección temprana”, explicó Laura Mogollón, directora de la plataforma.

El Doctor Gerardo Granados, médico Internista forma parte de la red de médicos registrados en la plataforma, brinda claridad sobre el tema.

Para Granados, una de las claves para prevenir la diabetes es incorporar hábitos saludables en nuestra vida. “Se debe contemplar una dieta balanceada con presencia de frutas y verduras evitando bebidas azucaradas o postres y regulando las cantidades de carbohidratos”, dijo. Además, el especialista recomienda mantener una actividad física de entre 150 y 300 minutos por semana.

Al momento de hablar sobre las consecuencias de la enfermedad, Granados sostuvo que puede comprometer al corazón, vasos sanguíneos, ojos, riñones y nervios. “Cuando no existe un adecuado control de la enfermedad, esta produce un daño progresivo en las personas. Los niveles elevados de glucosa pueden derivar en ceguera, isquemias e incluso amputaciones”, expresó.

El Dr. aclara que no existe una diferencia específica en las actividades que puede o no hacer una persona en general. Sin embargo, hay un grupo que, según el grado de compromiso, pueden requerir aplicaciones de dosis de insulina previas a las comidas. “Esto implica un manejo estricto de lo que se ingiere junto con conteos de carbohidratos en algunos pacientes que puede ayudar a determinar la necesidad de cambiar las dosis de insulina”, comentó.

Y culminó: “Las personas con enfermedad diabética crónica y compromiso de órganos asociados hasta el punto de daño severo son pacientes que viven con dolor por neuropatía diabética (un tipo de daño en los nervios)”.


Conozca: ¿Qué pasa cuando los antibióticos dejan de funcionar?

 
Mitos y verdades

 

“La diabetes tene cura”: no se considera que el control de la enfermedad signifique la cura. Siempre se debe hacer un seguimiento a pesar de presentarse mejoras.

“La diabetes solo se hereda”: es una enfermedad multifactorial. Si bien es cierto los familiares de primer grado tienen influencia positiva, los factores ambientales y culturales pueden influir. Es decir, es posible desarrollar la enfermedad si no se tiene estilos de vida saludables.

“Si no consumo azúcar no voy a sufrir de diabetes”: reducir el consumo de azúcar es solo una parte de las recomendaciones. Sin embargo, la ingesta de otros tipos de azúcar en exceso como la fructosa en los jugos, harinas y el sedentarismo pueden ser factores que aumentan el riesgo de contraer la enfermedad.

“La insulina produce ceguera”: la insulina es una hormona que se produce en el cuerpo y en oportunidades el cuerpo requiere dosis adicionales para controlar las elevaciones de glucosa.

“El consumo de productos light no aumenta el azúcar”: es falso el consumo de estos productos sintéticos pueden producir niveles elevados.

Hábitos saludables

Una dieta balanceada que incluya frutas, verduras, cereales y en la que se evite consumir carbohidratos refinados, dulces y grasas saturadas, ayudará a no elevar los niveles de azúcar en la sangre y mantener el buen funcionamiento del organismo.

  • La merienda perfecta no viene en un paquete. Los alimentos procesados no aportan nada bueno.

  • Consumir carnes blancas y magras (aves y pescados).

  • El trabajo en oficina debe alternarse con caminatas y pausas activas.

  • Visitar al médico regularmente y realizar una revisión periódica de los niveles de azúcar en la sangre.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión