Escuchar este artículo

¡Increíble! Trasplantaron corazón de cerdo a un humano

Martes, 11 de Enero de 2022
David Bennett Sr., tenía una enfermedad cardíaca potencialmente mortal.

¿Cómo late el corazón de un cerdo? ¿Puede latir dentro de un cuerpo humano? ¿Son diferentes los humanos a los demás animales? Son muchas preguntas, unas prácticas, otras biológicas y muchas éticas, las que rodean la utilización de animales en la medicina.


Apoya a La Opinión haciendo clic aquí: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

El viernes ocurrió un hecho que ha vuelto a avivar un debate que jamás ha muerto. En esta ocasión, y como un hito para las ciencias y la medicina, se realizó el primer trasplante exitoso de un corazón de cerdo genéticamente modificado a un hombre de 57 años.

El hombre que lo recibió, David Bennett Sr., tenía una enfermedad cardíaca potencialmente mortal y para lograrlo se requirió una operación de más de ocho horas.

Tan solo tres días después, este lunes, los cirujanos del Centro Médico de la Universidad de Maryland reportaron que Bennett se encuentra en buen estado de salud.


Lea aquí: Pfizer y Moderna trabajan en vacunas adaptadas al ómicron

Pulso, presión, un corazón que ahora es suyo. Para el doctor director del programa de trasplante cardíaco en el centro médico que además realizó la operación, Bartley Griffith, eso es lo que ocurrió y eso es lo que hay ahora: “Está funcionando y parece normal”, dijo al New York Times.

Aún así, son cautelosos pues aunque están felices, saben que es la primera vez que esto se logra y no saben qué podría pasar.

 
¿Por qué un cerdo y no un humano?

La escasez de órganos es una realidad no solo en Estados Unidos, sino en todo el mundo. Hay muchas personas requiriendo órganos y tejidos y muy pocos donantes.


Lea además: ¿Qué hacer si me debo aplicar la tercera dosis, pero me dio covid?

La ciencia, mientras tanto, ha avanzado y encontrado reemplazos a través de tecnologías pero no siempre es suficiente. Por eso, se le ha apostado a utilizar órganos de otras especies de animales suficientemente similares a los humanos.

En esta ocasión, explica el NYT, la comunidad científica ha avanzado en desarrollar cerdos ya listos, modificados, para que sus órganos no sean rechazados por el cuerpo humano. Son cerdos que, en otras palabras, se diseñan a la medida para este fin con edición y clonación de genes.

De hecho, ya algo similar había pasado. Hace unos cuantos meses cirujanos de Nueva York habían trasplantado con éxito un riñón de un cerdo también modificado genéticamente a una persona con muerte cerebral.

Aunque esto tiene implicaciones bioéticas y aumenta el debate sobre el maltrato animal, la comunidad científica y médica cree que es una oportunidad para la medicina y los trasplantes, para que no escaseen en un futuro.


Le puede interesar: ¿Cuándo y cómo retomar una rutina saludable después de las fiestas decembrinas?


El nuevo dueño del corazón

El señor Bennett sabía que iba a morir sin un nuevo corazón, según le explicó al NYT. Este era un tratamiento riesgoso y experimental, pero ya para él no había más opción: ya había agotado otras opciones y no era un candidato para un donante humano porque estaba demasiado enfermo.

Con un pronóstico así, decidió aportar a la ciencia pues ya estaba conectado a una máquina de circulación extracorpórea. Era eso lo que lo mantenía vivo.

“Sé que es un tiro en la oscuridad, pero es mi última opción”, dijo antes de la operación, según NYT.

 

Un cerdo, una oportunidad

El nuevo corazón ya está funcionando y aunque no es en 100 %, ya hace gran parte del trabajo. Mañana martes esperan retirarle la máquina que lo mantenía con vida y está siendo monitoreado todo el tiempo. Hasta ahora, las primeras horas que eran críticas han transcurrido sin problema y el cuerpo no ha rechazado el nuevo órgano.


Lea además: Flurona: la infección simultánea de COVID-19 y gripe

No hay infecciones hasta ahora, ninguna humana o porcina.

Además, los xenotrasplantes, injertos o trasplantes de órganos y tejidos animales a humanos, no son cosa nueva. Desde 1960 hay registros de riñones de chimpancé a pacientes humanos y ya en 1983 se intentó trasplantar un corazón de babuino a un bebé, pero este murió 20 días después.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion . 

Image
Colprensa
Colprensa

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas

Sigue Leyendo

Patrocinado por La OpiTienda