Escuchar este artículo

La Enfermedad Inflamatoria Intestinal y su compromiso articular

Viernes, 21 de Mayo de 2021
Esta es una de las patologías crónicas digestivas más frecuentes en la población mundial.

La Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII) es un proceso inflamatorio crónico de carácter sistémico y expresión predominante en el tracto gastrointestinal de origen desconocido. Existen dos principales categorías dentro de la enfermedad que comparten ciertas características clínicas y patológicas.

Por un lado, la Colitis Ulcerativa (CU), que afecta fundamentalmente al recto y parte del intestino grueso, pudiendo extenderse hasta el resto del colon. Y por otro, la Enfermedad de Crohn (EC), que puede afectar todo el intestino, desde la boca al ano. 

De igual manera, se puede encontrar la colitis indeterminada cuando resulta imposible diferenciar ambas entidades, esto se presenta aproximadamente en el 10% de los casos, así lo indica la Sociedad Valenciana de Reumatología, SVR.

De acuerdo con la Revista de Formación Continuada de la Sociedad Española de Medicina de la Adolescencia, la Enfermedad Inflamatoria Intestinal es una de las patologías crónicas digestivas más frecuentes en la población mundial. 

Pese a ser una enfermedad de predominio en la edad adulta (con un pico de incidencia en el adulto joven y un segundo pico menor por encima de los 65 años), su aparición en la edad pediátrica es cada vez más habitual. Si bien se trata de enfermedades que pueden aparecer a cualquier edad, el pico de presentación en la infancia se sitúa entre los 11-13 años.

Es importante reconocer que hay mucha relación entre la enfermedad inflamatoria intestinal y las enfermedades reumatológicas, incluso por sí misma la enfermedad inflamatoria intestinal puede tener manifestaciones fuera del sistema digestivo como son el compromiso inflamatorio de las articulaciones, según la doctora Viviana Parra Izquierdo, médica internista, especialista en reumatología y gastroenterología y presidenta de la Fundación de Enfermedad Inflamatoria Intestinal Colombiana.

Dentro de los signos y síntomas más frecuentes de la Enfermedad de Crohn como de la Colitis Ulcerativa se encuentra la diarrea crónica, fiebre y fatiga, dolor y cólicos abdominales, sangre o moco en las heces, disminución del apetito, pérdida de peso, anemia, entre otros.

Según el artículo ‘Manifestaciones reumatológicas de la enfermedad inflamatoria intestinal’, las manifestaciones reumatológicas asociadas a la EII son de tres tipos: la artritis periférica, la espondiloartropatía y una tercera categoría que incluye lesiones dérmicas, oftálmicas y del metabolismo óseo, entre otras”.

Indicó la especialista en reumatología y gastroenterología que la enfermedad puede cursar de forma crónica con brotes de actividad inflamatoria, con una amplia variedad de manifestaciones sistémicas, en más del 40% de los casos, siendo el compromiso articular el más común (a nivel de la columna, seguido del compromiso en articulaciones periféricas o entesis (sitios de inserción de los tendones al hueso) compromiso de tejidos blandos, ocular, cutáneo y hepático. 

Asimismo, los factores genéticos juegan un papel importante, se ha demostrado un aumento de la prevalencia de enfermedad inflamatoria intestinal, espondilitis anquilosante y sacroilitis radiológica en familiares directos de pacientes con colitis ulcerativa entre un 5 y un 10%, así como una relación entre la enfermedad inflamatoria intestinal, la psoriasis y las espondiloartropatías”.4

¡A cuidarse de la EII!

La presidenta de la Fundación de Enfermedad Inflamatoria Intestinal Colombiana, señaló que en el último estudio de prevalencia sobre la enfermedad inflamatoria intestinal en Colombia publicado en el 2020, se documentó una incidencia de 86 casos por 100.000 habitantes, presentándose con mayor frecuencia en mujeres, en un 58%. 

“En el caso de la colitis ulcerativa se registraron 113 casos por 100.000 habitantes. Y en relación con el compromiso articular en enfermedad inflamatoria intestinal, el estudio estableció una prevalencia de 5 por 100.000 habitantes, con mayor proporción de pacientes en el sexo femenino, con un 64%”.

Teniendo en cuenta el análisis desarrollado por la Fundación, la médica informó que la mayor cantidad de pacientes registrados por EII se encuentran en Antioquia, seguido de Bogotá D.C. y del Valle del Cauca. 

Por regiones del país llama la atención que las zonas con mayor incidencia se concentran en Viejo Caldas (Caldas, Risaralda y Quindío) y Antioquia. Y los departamentos de las regiones de la Orinoquia (Arauca, Casanare, Meta y Vichada) y la Amazonia (Amazonas, Putumayo, Guainía, Guaviare y Vaupés) son los de menor prevalencia de la enfermedad, lo cual se puede atribuir a su menor densidad poblacional y desarrollo urbano.

Para la doctora Parra, es importante tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

•    Dormir lo suficiente. Acostarse y levantarse a la misma hora todos los días.
•    Realizar actividad física. La actividad física regular y el ejercicio pueden ayudar a reducir la ansiedad y mejorar el estado de ánimo. Encontrar una actividad que incluya movimiento, idealmente ejercicio aeróbico.
•    Evitar el tabaco, el alcohol y las drogas. El consumo de cigarrillo no solo aumenta el riesgo de enfermedades pulmonares, sino que empeora la enfermedad inflamatoria intestinal.
•    Comer de manera saludable. Elegir una dieta bien balanceada que no incluya azúcar refinada y limitar la cafeína, ya que puede aumentar el estrés y la ansiedad. Consumir abundante agua (al menos 8 vasos al día) y fibra a diario. Procurar consumir lácteos descremados y deslactosados. Es importante entender que cada organismo es diferente y así debe ser tratado por el especialista. Nunca se debe seguir una dieta sin antes consultar con el médico tratante.
•    Tener una buena higiene. Se recomienda un lavado de manos antes y después de los alimentos, así como antes y después de entrar al baño.
•    Evitar el contacto con personas enfermas de cuadros virales como gripe o gastroenteritis, pues el contagio puede ser fácil generando una recaída de la enfermedad. 
•    Cumplir con los controles médicos. Así se esté en remisión o en recaída de la enfermedad es fundamental realizar controles médicos con el gastroenterólogo y/o coloproctólogo, siempre ser adherentes y constantes con los tratamientos.
•    Buscar apoyo integral. La Fundación de Enfermedad Inflamatoria Intestinal Colombiana, FUNEIICO, brinda apoyo, educación y ayuda a las personas que reciben el diagnóstico de Colitis Ulcerativa y Enfermedad de Crohn, en la búsqueda de soluciones para un tratamiento integral, brindando la asistencia requerida tanto a pacientes como a sus familias.
 

Image
La opinión
La Opinión