La tuberculosis es curable si se detecta a tiempo

Miércoles, 24 de Marzo de 2021
Hoy se conmemora el Día Internacional de la Tuberculosis, enfermedad de la que se detectaron 12.000 casos en Colombia durante el 2020.

De acuerdo con cifras del Ministerio de Salud en el año 2020 se diagnosticaron en Colombia 12.000 casos de tuberculosis (TB), 2.000 casos menos a los registraos el año anterior. El año pasado también se diagnosticaron 268 casos de tuberculosis farmacorresistente (vea el gráfico).

Magnolia Arango, neumóloga pediatra de la Universidad Nacional, miembro del Observatorio Social de Tuberculosis, la Liga Antituberculosa Colombiana y de la Asociación Colombiana de Neumología Pediátrica, indicó que en el país existen en la actualidad más de 14.000 afectados por la enfermedad, entre adultos y niños.

“Es importante consultar cuando se tenga tos, fiebre, pérdida de peso y disminución de capacidad de trabajo. Si se consulta a tiempo se puede curar a través de un tratamiento efectivo. El Observatorio Social de Tuberculosis reúne varias organizaciones que pueden ayudar en educación, promoción y salud y acompañamiento a las personas que reciben tratamientos”, agregó la profesional. 

La lucha mundial contra la tuberculosis ahora cuenta con algunos instrumentos poderosos. La medicina de precisión que ya se aplica para personalizar el diagnóstico y el tratamiento de enfermedades no contagiosas, como el cáncer, junto a las tecnologías para la atención de la salud, como la telemedicina, tienen la capacidad de avanzar la prevención y el tratamiento de la tuberculosis, dice el Dr. Zelalem Temesgen, experto en enfermedades infecciosas y director médico del Centro para Tuberculosis en Mayo Clinic.

El Centro para Tuberculosis en Mayo colabora con la Organización Mundial de la Salud (OMS) en cuanto a salud digital y medicina de precisión para la tuberculosis. El centro se asocia con otras instituciones de todo el mundo para mejorar la calidad de la atención médica de los pacientes con tuberculosis.

Las áreas de enfoque incluyen la aplicación de medios para aprendizaje a distancia a fin de compartir los últimos conocimientos médicos con los proveedores de atención médica y explorar cómo aprovechar y diseminar por todo el mundo la genómica y otras capacidades de la medicina de precisión, así como la inteligencia artificial que respalda las decisiones clínicas y los medios móviles para comunicación con los pacientes, como las visitas por video y los mensajes de texto.

Actualmente hay demasiadas personas que sufren esta enfermedad, pues todavía no se ha cumplido con el propósito de eliminarla y queda mucho por hacer para acelerar el progreso.

Aproximadamente un 25 por ciento de habitantes de todo el mundo están infectados por la bacteria que flota en el aire y causa la tuberculosis, afección que está entre las 10 primeras causas de muerte en países de ingresos bajos y medios, según la OMS. Esta enfermedad suele atacar los pulmones, pero también puede afectar al cerebro, la columna vertebral y los riñones.

Image
Gráfico de casos en el país

 

El trabajo del Centro para Tuberculosis en Mayo Clinic consiste en establecer un medio de instrucción médica continua sobre la tuberculosis, el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) y otras afecciones relacionadas, en un programa que incluye ofrecer consultas sobre casos complejos y asistencia técnica a las instituciones participantes. El programa no solamente cuenta con un profesorado multinacional y multidisciplinario, sino que se relaciona laboralmente con organizaciones en Latinoamericana, el Caribe, África, India e Inglaterra.

La pandemia de la COVID-19 entorpeció la prevención y el tratamiento de la tuberculosis a nivel internacional, hecho que amenaza con retroceder los avances logrados en la lucha contra la enfermedad. La tuberculosis es curable cuando se diagnostica y trata oportunamente, pero puede ser mortal si no se la trata de forma adecuada. “La COVID-19 también resaltó la importancia de la salud pública, de una manera nunca vista”, añade el Dr. Temesgen.

El año pasado, el centro colaboró en una maratón de datos —una datatón— sobre la COVID- 19. En una datatón, los investigadores trabajan en distintos equipos para desarrollar una pregunta investigativa, movilizan datos a fin de buscar la respuesta y presentan los resultados ante un panel de jueces. Idealmente, una datatón es una especie de cueva donde se pone a prueba el intelecto con una gran cantidad de datos y crítica constructiva que, de otra manera, tardaría meses en clasificarse.

El Dr. Temesgen recalca que la pandemia aceleró la telemedicina para conectar a distancia a pacientes y proveedores de atención médica, lo que despertó más el interés del centro por convocar a los colegas a fin de evaluar el estado de la atención médica virtual para la tuberculosis e identificar tanto brechas investigativas como otras necesidades que deben atenderse para acelerar su aplicación.

Image
La opinión
La Opinión