Escuchar este artículo

¿Sabe de qué trata el trastorno de acromegalia?

Lunes, 1 de Noviembre de 2021
Conozca los síntomas de este padecimiento.

De acuerdo con la Organización Nacional de Enfermedades Raras, NORD por sus siglas en inglés, “la acromegalia es un trastorno adquirido poco común, de progresión lenta que afecta a los adultos y se presenta cuando la glándula pituitaria produce demasiada hormona del crecimiento, GH”.

Lea aquí: Millennials prefieren el uso de tecnología para el cuidado de su salud

La glándula pituitaria es una pequeña glándula ubicada cerca de la base del cráneo, es allí donde se almacenan varias hormonas para después liberarlas al torrente sanguíneo, según las necesidades del cuerpo; estas hormonas se encargan de regular diferentes funciones.

El doctor Henry Tovar Cortés, especialista en Medicina Interna y Endocrinología, actual presidente nacional de la Asociación Colombiana de Endocrinología, Diabetes y Metabolismo, señala que “la acromegalia es una enfermedad insidiosa, por lo que pueden pasar de 2 a 10 años desde que inician los síntomas hasta que se diagnostica la enfermedad”.

Pese a que en Colombia no hay estadísticas actuales, se estima que las cifras sean similares a las de la población mundial, donde su incidencia es de 3 a 4 casos por millón de habitantes, una prevalencia de 50-70 casos por millón de habitantes, indica el especialista.

Lea además: EE. UU. en campaña contra el "stealthing", el retiro furtivo del condón

Preste atención a las señales 

Los síntomas de la acromegalia pueden variar de persona a persona, sin embargo, existen cambios comunes en la apariencia física, que incluyen:

- Aumento o hinchazón de las manos y los pies; es posible que note un cambio en el tamaño del anillo o del zapato, especialmente el ancho del zapato

- Agrandamiento de los labios, la nariz y la lengua.

- Cambios óseos: la ceja y la mandíbula inferior sobresalen, el puente de la nariz se agranda y -el espacio entre los dientes aumenta.

Lea también: 80% de accidentes cerebrovasculares son prevenibles

- Piel gruesa, áspera y grasosa.

- Aumento de la sudoración y el olor de la piel.

- Engrosamiento de la voz.

- Acrocordones: crecimientos de piel pequeño, generalmente carnoso que tiene una superficie elevada y puede agrandarse u oscurecerse.

- Dolores de cabeza y/o en las articulaciones.

- Problemas de la vista.

Tenga en cuenta que “los cambios externos e internos que produce la excesiva secreción de la hormona de crecimiento a causa de un tumor hipofisario ocasiona trastornos físicos múltiples y afectación psicológica, esta última por los cambios notorios de la apariencia física de los pacientes”, afirma el doctor Henry Tovar.

Le puede interesar: 'El cáncer de mama es un regalo mal envuelto'

Destaca la Organización Nacional de Enfermedades Raras que “la acromegalia es un trastorno poco común que afecta a hombres y mujeres en igual número. Sin embargo, debido a que los síntomas de la acromegalia pueden desarrollarse lentamente, el trastorno a menudo puede pasar desapercibido y, por lo tanto, puede estar infradiagnosticado, lo que dificulta determinar la verdadera frecuencia de la acromegalia en la población general”.

Por lo anterior, el especialista en endocrinología afirma que es importante contar un diagnóstico y tratamiento oportuno y adecuado, pues la enfermedad no tratada puede presentar múltiples complicaciones en todo el organismo, tales como: efecto de masa local que puede ocasionar ceguera, parálisis de nervios craneales, complicaciones cardiovasculares, respiratorias, intestinales y osteoarticulares reproductivas y psicológicas, entre otras.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
Colprensa
Colprensa

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas

Sigue Leyendo

Patrocinado por La OpiTienda