Tratamientos dentales: expertos disertan qué es aconsejable

Domingo, 7 de Marzo de 2021
La Opinión les cuenta sobre las creencias y mitos de la salud dental referentes al uso de brackets, blanqueamiento y diseño de sonrisa. 

Sonreír y que todos los dientes luzcan blancos, bien alineados y con encías saludables ya es posible. Existen diversos tratamientos odontológicos para lograr esa expresión perfecta en el rostro de estrella de cine o un famoso ‘influencer’ de red social.

Sin embargo, muchas veces la desinformación en estos procedimientos, la impericia del especialista o no procurar los cuidados posteriores ocasionan complicaciones irreversibles en la dentadura, quitándole al paciente los motivos para volver a alargar los labios.

Tal como le ocurrió a la actriz Manuela Gómez Franco -exparticipante de un reality televisivo-  a quien un diseño de sonrisa le destruyó la suya. Contó que a pesar de acudir a un consultorio reconocido cometieron muchos errores, entre ellos la fisura de uno de los dientes delanteros superiores, terminando con su extracción. Ha descrito en videos su terrible experiencia.   

“Es un proceso doloroso. Ni siquiera se cuándo voy a superar eso. Tenía la sonrisa bien, y eso es lo malo de los diseños de sonrisa, son un enemigo oculto que no ves. Sonríes y estás perfecta, pero en realidad no sabes qué chambonería te pudieron hacer en una odontología”, relató Gómez en su cuenta en Instagram.

La influencer mencionó que después de la intervención dental los daños no se verán en el momento, al principio creerá que es una persona nueva, pero con el tiempo podrían presentar caries si las carillas colocadas en los dientes naturales quedan mal segmentadas.

“No se dejen llevar por las tendencias de la gente, que esta se hizo aquello, yo también. Analicen y averigüen primero antes de hacer un diseño de sonrisa porque es un daño irreversible en los dientes”, expresó conmovida la actriz.
   

Petición deliberada

María Eugenia Ramírez, odontóloga y especialista en cirugía maxilofacial en Nashville, Tennessee (EE. UU.), indicó que los diseños de sonrisa están muy de moda por aquellos que viven de apariencia en las redes sociales como los “youtubers”.

Opinó que ese cambio social aumentó la demanda de dicho tratamiento, siendo un pedido que muchas personas hacen deliberadamente, inconscientes de qué trata y para eso deben hacerlo con profesionales en esa especialidad.

“Los diseños de sonrisa deben ser elaborados por especialistas en rehabilitación oral o prótesis. Estos tratamientos lo pueden hacer por encima  sin comprometer la estructura dental, de manera conservadora, haciendo un diseño en cera de cómo quedarán los dientes después del tratamiento definitivo y una vez aprobado se procede con los cambios. Se da más con aquellos que tienen un compromiso del color del esmalte, con fluorosis, manchas o malformación de los dientes”, explicó Ramírez.  

Comentó que en Estados Unidos hay pocos diseños de sonrisa porque en caso de un deterioro grave, es más seguro que el paciente gane la demanda. Ramírez sostuvo que lamentablemente en Latinoamérica, los afectados están desasistido por las leyes y no hay responsabilidades penales. “Donde el dentista tratante cometa algún daño, pierde la demanda y debe pagar miles de dólares”, subrayó. 

La doctora destacó la importancia de mantener informada a la persona sobre lo que se hará, como -por ejemplo- efectuar el desgaste del tejido dentario, y que de su consetimiento para hacerlo.  “Siempre hay que explicarle al paciente bajo qué tipo de tratamiento va a estar para que evalúe la posibilidad de hacérselo o no y tenga conocimiento de los riesgos particulares que puede traerle un tratamiento de sonrisa”, dijo.      

Por su parte, Scarleth Montagut, especialista en rehabilitación oral y estética, coincidió con Ramírez en que el diseño de sonrisa está muy de moda, tanto que quienes lo ven en la calle, también quieren tenerlo. Aclaró que esta técnica debería hacerse ante condiciones de desgaste o cambio de color muy severo.   

“El diseño de sonrisa debería ser restaurar, devolver lo que se perdió o lo que está mal. El problema es cuando se lo hacen simplemente por moda porque tienen los dientes perfectos y se los tapan con muchos materiales como resina o cerámica. Les hacen ver que son tratamientos reversibles y si en algún momento hay que quitarlos es posible que alcancemos a tocar el diente cuando lo retiremos por más cuidadosos que seamos”, expuso Montagut.El profesional advirtió que si los materiales colocados en la boca del paciente no responden adecuadamente pueden traerle problemas como inicio de caries o gingivitis debido al sobrecontorno a nivel de la encía. Indicó que el especialista no debe limitarse a dejar una bonita sonrisa sino  integrar toda la función de la boca como la masticación, al momento de hablar o hasta dormir, para no “condenar” al paciente a una revisión constante. 

Image
Tratamientos odontológicos.

 

Uso del láser      

Algunas clínicas ofrecen la odontología láser por ser efectiva, reemplaza el molestoso ruido del taladro y el paciente no presentará dolor durante el tratamiento.  Este proceso se emplea en caries superficiales y no es recomendable para el retiro de otros materiales. 

El periodoncista Javier Hernández destacó que no hay garantía de que la persona no sienta dolor si el láser llega a tocar el nervio del diente. 

“El láser para cavidades no está muy experimentado y no existe una panacea que diga esta es la precisa para esto.  Se utiliza más que todo para cirugías periodontal y endodóntica porque es un haz de luz que corta y cicatriza al mismo tiempo. Así la recuperación será más corta”, detalló el especialista. 

Montagut asegura que el láser aún no ha reemplazado del todo a la fresa dental porque hay cavidades que requieren este instrumento para pulir o remover la corona del diente.    

Los especialistas insisten que la decisión de tomar estos tratamientos debe ser estudiada, tomando en cuenta si realmente se necesitan.

Blanqueamientos

Otro método novedoso es el blanqueamiento dental, muy eficaz y seguro si se utilizan buenos productos. No funciona de la misma manera en todos y tampoco se garantiza la coloración esperada.  

Sobre esta práctica, Javier Hernández Flórez, periodoncista e implantólogo egresado de la Universidad Javeriana, dijo que los buenos expertos someten primero a la persona a una fase de preparación antes de aplicarle el Peróxido de Hidrógeno, un agente con mayores concentraciones  blanqueadores, altamente  tóxico, solo para uso en consultorios y de  rápida acción, o el Peróxido de Carbamida, el cual produce menos sensibilidad en los dientes, pero el proceso de blanqueamiento es más lento. 

“Primero hay que valorar al paciente.  Si es una persona con muchas fisuras en los dientes, de avanzada edad, tiene cuellos destapados, eso va a tener un mal pronóstico porque le va a dar una sensibilidad que incluso lo lleve a un tratamiento de conducto. Y ahí es cuando el odontólogo debe crear barreras para que no pase eso”, manifestó Hernández.   

Advirtió que los dientes tienen un punto de saturación y al aplicarles más químicos de lo debido pueden erosionar el esmalte, volverlos porosos y hasta perderlos. 

Destacó que cualquier persona puede acudir a estos tratamientos,  siempre buscando idoneidad, personal con el conocimiento suficiente para obtener un buen resultado.  

Se ha comprobado también que el peróxido de Hidrógeno es usado en los blanqueadores para ropa, tintura de cabello, potencializa el cáncer y no debería ser de uso prolongado. 

Los expertos exhortaron a tener más cuidado por las prácticas empíricas que se ofertan en los consultorios para no comprometer su salud.

Redacción José Luengo | jose.luengo@laopinion.com.co

Image
La opinión
La Opinión