Escuchar este artículo

Un cigarrillo: El comienzo de una adicción fatal 

Domingo, 24 de Octubre de 2021
Investigadores de la Universidad Simón Bolívar buscan eliminar el tabaco en adictos a la nicotina utilizando la psicología.

Su propuesta es financiada por el Ministerio de Ciencia,Tecnología e Innovación y lo hacen a través de los efectos de la Terapia Regresiva Reconstructiva (TRR) en el consumo de tabaco.

Según un artículo publicado la semana pasada en la prestigiosa revista Nature, human behavior, nuestros antepasados en América fumaban tabaco desde hace unos 12.300 años.  No es raro, entonces, que la costumbre americana del tabaquismo que Colón llevó a España después de su primer viaje y que se extendió por Europa, se haya convertido en una adicción que hoy afecta a más de 1.100 millones de fumadores activos.  El 80% de ellos “viven en países de ingresos bajos o medios, donde es mayor la carga de morbilidad y mortalidad asociada al tabaco”, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Si quieres tener acceso ilimitado a toda la información de La Opinión, apóyanos haciendo clic aquí: https://bit.ly/3ljBtXC

En Colombia, el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) en el 2019 encontró que el 33,3% de la población entre 12 y 65 años de edad alguna vez en su vida había fumado por lo menos un cigarrillo. Cundinamarca fue el departamento que registró el mayor porcentaje, con 45,3% y Norte de Santander se ubicó por debajo de la media nacional, con un 25,4%.

El tabaco es el segundo factor de riesgo de morbilidad y discapacidad por enfermedad cardiovascular y muerte temprana. Según la OMS, mueren anualmente ocho millones de personas a nivel mundial debido a su uso y el DANE dice que de 32.000, el 0,4% de ellos, son colombianos. 

El cigarrillo está relacionado con enfermedades prevenibles entre las que sobresalen el asma, el cáncer, la diabetes, las afecciones cardíacas y accidentes cardiovasculares, las enfermedades de las encías y de los dientes, incluso, la depresión y la ansiedad. Los fumadores tienen un mayor riesgo de enfermedad grave y muerte por COVID-19. Los costos médicos directos causados al sistema de salud, estimados en $4,2 billones de pesos, equivalen a un 0,6% del Producto Interno Bruto (PIB) colombiano. 

Le puede interesar: Tratamiento por osteoporosis debe comenzar temprano

Existen políticas gubernamentales de prevención que obligan a las tabacaleras a advertir que el cigarrillo es perjudicial para la salud y puede causar la muerte. Hasta con imágenes macabras, estampadas en las cajetillas, advierten a los fumadores sobre el peligro que representa el cigarrillo, pero analizando las cifras, estos las ignoran y continúan consumiéndolo. 

La nicotina es el alcaloide principal de la planta de tabaco y como los alcaloides de otras plantas que son también adictivas como la cafeína, la teobromina y la cocaína, son la manera como la planta se defiende de los animales e insectos que podrían consumirla. Según la OMS, la nicotina “es altamente adictiva y llega rápidamente al cerebro después de la inhalación o ingestión”, pero es también muy tóxica y puede acarrear la muerte cuando se administra pura. 

Esta problemática ha llamado la atención de un equipo de psicólogos de la Universidad Simón Bolívar quienes han diseñado un proyecto de investigación que utiliza la Terapia Regresiva Reconstructiva (TRR) para tratar de suprimir la adicción. El proyecto se presentó al Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, en el marco de la convocatoria nacional de Jóvenes Investigadores, por los psicólogos Lorena Cárdenas Cáceres, John Anderson Cadrazco Urquijo, la psicóloga en formación Angie Natalia Salazar Gómez y su tutora, la magíster Sandra Milena Carrillo Sierra con el aporte metodológico del doctor José Valmore Bermúdez Pirela, director de Investigación de la Unisimón. 

Lea además: Copa menstrual, sus utilidades y desventajas

Según explicaron los psicólogos, en el mercado se consiguen productos a base de nicotina que se anuncian como métodos para combatir el tabaquismo tales como inhaladores, aerosoles nasales, pastillas y parches, todos de venta libre. En los medios se promueven, también,  costosos tratamientos médicos, sin que en muchos casos tengan un efecto eficaz. La práctica muestra que “el parche de nicotina y la vareniclina resultan ser los que presentan las más bajas tasas de recaídas durante el primer mes; después de este período de tiempo, su efecto se revierte”. 

“La TRR fue creada hace 41 años por el psicólogo Luis Antonio Martínez Pérez y está compuesta por técnicas que se fundamentan en la psicología humanística, la psicología transpersonal, la cognitivo conductual, el psicoanálisis, la neurobiología y la psicofisiología. El proyecto propone los protocolos para el abordaje del consumo de tabaco desde la TRR, con el fin, de evaluar la efectividad de la misma en la disminución del número de cigarrillos al día en personas consumidoras, observando el impacto que pueda tener, que, en caso de ser positivo, será un valioso aporte al sector salud”, señalaron los jóvenes. 

Además, teniendo en cuenta la escasez de investigaciones sobre la TRR será un aporte científico importante a esta área del conocimiento. Entre otras expectativas, los resultados de esta terapia sumarían al cumplimiento de los retos de desarrollo regional en ciencia, tecnología e innovación (CTeI) para Norte de Santander, que tienen entre sus objetivos en el área de salud, aminorar las muertes prematuras debidas a enfermedades no transmisibles.

Lea también: ¿Cómo ahorrar energía en su casa u oficina?

“Actualmente, la investigación se encuentra en fase inicial de desarrollo con una revisión sistemática, que tiene por objetivo identificar la terapia psicológica más efectiva para la disminución del consumo de tabaco; los investigadores realizan búsquedas explorando cerca de seis mil documentos científicos relacionados, los cuales, entrarán en un proceso riguroso de análisis que conllevará al cumplimiento de dicho objetivo. Así mismo, el grupo de investigación se encuentra aplicando encuestas para seleccionar la población participante en el experimento”, indicó la tutora Unisimón Sandra Milena Carrillo Sierra.

Image
Sandra Milena Carrillo Sierra, Angie Natalia Salazar Gómez, Lorena Cárdenas Cáceres y John Anderson Cadrazco Urquijo.

Sandra Milena Carrillo Sierra, Angie Natalia Salazar Gómez, Lorena Cárdenas Cáceres y John Anderson Cadrazco Urquijo. / Foto Especial

Recomendaciones de los profesionales Unisimón:

- Cualquiera de los niveles de dependencia representa un riesgo. El consumo de tabaco es perjudicial para la salud, por ello se recomienda la búsqueda de ayuda profesional.

- El hábito de fumar puede ser perjudicial no solo para el fumador sino para las personas que lo rodean (fumadores pasivos). 

- Si es fumador, respete las zonas libres de humo y tome distancia al fumar, de forma que el humo, colilla y demás desechos de la actividad de fumar no afecte a sus vecinos y seres queridos. 

- Recuerde que el consumo ocasional no reduce las afectaciones a la salud y efectos colaterales; por tanto, prevenir el inicio de su uso activo o pasivo en los niños y adolescentes es una corresponsabilidad de las familias y sociedad en general. 

- El hábito de fumar puede conducir a una enfermedad y adicción a la nicotina, que sumada a los efectos de los químicos nocivos que se encuentran en el cigarrillo, van disminuyendo la salud hasta el punto de causar enfermedades crónicas y de alto costo. Es así que la mejor opción es optar por hábitos saludables.

- Si es fumador, las siguientes acciones pueden contribuir a la disminución del consumo de cigarrillo:

- Registrar cantidad, hora y situación en que se enciende cada cigarrillo.

- Postergar el consumo de cada cigarrillo el mayor tiempo posible, por ejemplo, saliendo a caminar.

- No fumar cuando se esté haciendo otra actividad. 

- Cortar las conductas asociadas, por ejemplo: licor y cigarrillo, teléfono y cigarrillo, café y cigarrillo. 

- Beber abundante agua o jugos no azucarados.

- Sustituir cigarrillos por goma de mascar o pastillas sin azúcar.

- Incentivar actividades recreativas como caminar, trotar o realizar cualquier otra actividad física que esté a su alcance. 

- Incrementar la ingesta de frutas y verduras.

*Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en https://bit.ly/3ljBtXC

Image
Alianza Unisimón-La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas