Escuchar este artículo

En riesgo, 15.000 empleos del sector moda por el paro nacional

Jueves, 3 de Junio de 2021
Los integrantes del sector de la moda y las lavanderías de Cúcuta exigen que no hayan más bloqueos. Las pérdidas son millonarias.

Falta de materia prima y represamiento de los productos terminados son algunas de las afectaciones que han sufrido los empresarios del sector moda y las lavanderías en Cúcuta por cuenta del paro nacional que completa un mes.

“No más bloqueos, necesitamos reactivarnos ya. El comercio no aguanta un día más”, eran los mensajes que se podían leer en las pancartas de los comerciantes, ayer, durante un plantón en el que manifestaron que están cercanos a la quiebra.

Para Ketty Laguado, directora ejecutiva de Corpomoda, entidad que reúne a 2.500 empresas del sector, la situación se hace insostenible y, de seguir, podrían verse afectados los empleados.

“Este es un llamado al Gobierno Nacional para que aceleren los diálogos y presenten soluciones contundentes para que las empresas puedan reactivarse. Venimos de una pandemia y estamos aguantando. Somos el tercer eslabón más importante en la economía de Norte de Santander y necesitamos soluciones certeras”, manifestó Laguado.

También aseguró que el Día de la Madre, una fecha en la que tenían muchas expectativas, no alcanzaron las ventas esperadas por esta coyuntura.

“Empezamos con un auge en producción desde febrero y veníamos con ganas de reactivarnos, pero son incalculables las pérdidas que hemos tenido y no queremos que esto siga para conservar las nóminas”, agregó Laguado.

Al día de hoy, las empresas tienen un millón de prendas en las bodegas porque no pudieron ser despachadas.

Laguado contó que tenían esperanzas con la posible reapertura de la frontera con Venezuela, pero que esto tampoco se dio por lo que el panorama no parece alentador.

A su vez, indicó que son 15.000 empleos los que podrían verse afectados de continuar los bloqueos.

Al año, la producción en prendas de vestir de Norte de Santander es de 15 millones y el actual represamiento representa unas pérdidas de $45.000 millones en toda la cadena productiva del sector moda.

Harol Valandia, del sector de las lavanderías, dijo que la falta de insumos y la afectación del sector textil los tiene operando solo al 60% de su capacidad.

“Hemos tenido que enviar empleados a la casa porque no tenemos cómo seguir trabajando y de seguir así vamos a tener que parar por completo. Se verían afectados 3.000 empleos”, sostuvo.