Inclusión femenina en el mercado laboral, un desafío en 2021

Miércoles, 10 de Marzo de 2021
La oferta y la demanda de empleo es débil para esta población. La tasa de ocupación apenas llega al 37,2 %.

La pandemia es uno de los factores que más ha impactado a las mujeres en el mercado laboral, tanto en su vida económica como productiva.

En 2020, las mujeres tuvieron cifras negativas en el mercado laboral, al asumir muchas cargas y responsabilidades, pero sin que ese trabajo fuera remunerado.

En Cúcuta la situación es preocupante, teniendo en cuenta que la tasa de desempleo de las mujeres cerró el año por encima del promedio global de la ciudad. Cúcuta tuvo una tasa de 23,7%, mientras que la de las mujeres sin empleo fue de 26,8%.

Para Mario Zambrano, economista y director del programa Cúcuta Cómo Vamos, la pandemia ha tenido un impacto negativo en las mujeres.

“Han entrado en lo que llamamos ‘Teoría del Cuidado’: estar pendientes del cuidado de los niños, los adultos mayores y las demás responsabilidades del hogar, sin remuneración”.

Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la vida económica y productiva de las mujeres se vio afectada a escala mundial, porque ganan menos, ahorran menos y tienen empleos menos seguros; por esas razones, la capacidad de las mujeres para absorber las crisis económicas es menor que la de los hombres.

 “Definitivamente, la pandemia no ha ayudado mucho. El año pasado hubo trimestres, como el de abril-junio, en donde los niveles fueron altos y las mujeres lograron alcanzar una tasa de desempleo de hasta 36,2 %.

Sin embargo, eso no solo se vio en Cúcuta, sino que esa fue una tendencia a nivel nacional”, dijo Zambrano.

El panorama tampoco es alentador si se mira la tasa de ocupación, que es la que mide la demanda de trabajo por parte de las empresas. La tasa de ocupación de los hombres es del 53,5%, mientras que la de las mujeres apenas llega al 35,5 %. Es una brecha bastante amplia.

“En cuanto a la oferta laboral, las mujeres también están por debajo de los indicadores de los hombres. En el contexto COVID-19, la oferta para mujeres fue de 48,3 % y la de los hombres de 68,2 %”, manifestó Zambrano.

En la encuesta de percepción ciudadana de Cúcuta Cómo Vamos, cuando se pregunta por el optimismo en la ciudad, las menos optimistas fueron las mujeres con el 67,1% de las encuestadas, tres puntos porcentuales superior a la de los hombres (encuesta elaborada en noviembre 2020).

Cuando se pregunta por la reactivación económica, el 65,5% de las mujeres aseguran no tener empleo, resultado que supera en 6,8 puntos porcentuales a la respuesta de los hombres; al igual cuando se pregunta sobre los ingresos actuales las mujeres, el 62% de las encuestadas manifiesta que los ingresos no le alcanzan para cubrir los gastos mínimos, resultado que supera en 15,3 puntos porcentuales al de los hombres.

Frente al tema de percepción de seguridad, las mujeres, con un 84,6%, aseguran sentirse inseguras en la ciudad.

“Se podría visualizar que si llegan las vacunas y se da la reactivación, estos indicadores pueden mejorar y las mujeres podrán empezar a tener una mayor participación en la economía y de esta manera continuar con la contribución que venían haciendo antes de la pandemia”, dijo Zambrano.

Sin embargo, en los primeros meses de 2021, la tasa de desempleo en las mujeres (24,2%) sigue por encima de la de los hombres (17,7%).

Así mismo, el nivel de ocupación de los hombres es del 58 % mientras que el de las mujeres de 37,2 %.

Image
La opinión
La Opinión