Escuchar este artículo

Ambulancia invadió el carril contrario y ocasionó una tragedia

Sábado, 8 de Mayo de 2021
Dos muertos y dos heridos es el saldo que dejó un accidente en el Anillo Vial Occidental

Un aparatoso accidente dejó a dos personas muertas y otras dos heridas, la tarde de ayer, en el Anillo Vial Occidental, a la altura del barrio Colinas Real.

Eran las 5:10 de la tarde, cuando una ambulancia que transitaba en el sentido El Zulia-Los Patios, de repente invadió el carril contrario, por donde se movilizaba el vigilante John Albeiro Zapata Galvis, en su moto Bera BR150, de placa AH0V62M, ocasionando que terminaran chocándose.

Mientras que la motocicleta terminó totalmente destrozada, casi en la mitad de la vía, la ambulancia se volcó y arrolló a una persona que caminaba por ahí, en ese justo momento.

Según se conoció, la ambulancia, de placas DCM-591, era conducida por Ronaldo Andrey Jaimes Jaimes, de 24 años, en compañía de la paramédico Leydi Haydee Sánchez Pabón, de 29, quienes también resultaron heridos, tras la colisión.

En el lugar quedó muerto Zapata, de 37 años, mientras que José del Carmen Palacio Álvarez, de 65, alcanzó a ser trasladado de inmediato al Policlínico de Juan Atalaya, donde falleció.

“Se generó un volcamiento lateral con la ambulancia y ahí es cuando resulta lesionado también un peatón que fue impactado por este vehículo. El señor quedó herido y por eso se remitió de urgencias junto con los ocupantes de la ambulancia”, dijo una fuente judicial.

La hipótesis

Cuando las unidades de criminalística de la Seccional de Tránsito y Transporte (Setra) de la Policía Metropolitana de Cúcuta llegaron al lugar, pudieron establecer que las dificultades de la vía, entre la lluvia, barro y piedras, además de la imprudencia del conductor de la ambulancia al invadir el carril a alta velocidad, provocó la pérdida del control del vehículo, ocasionando el fatal accidente.

“Esa ambulancia venía muy rápido, cuando se dio cuenta del motorizado, frenó, pero empezó a patinar, porque ahí cuando llueve hay mucho barro y también rocas. Fue impresionante”, dijo un testigo del lugar.

Algunas personas que conocían a John Zapata Galvis aseguraron que vivía cerca de ese lugar y laboraba como guarda de seguridad y que en ese momento se dirigía a recibir el turno de trabajo.

“En esa parte cuando llueve son constantes las caídas de los motorizados, porque sale mucho barro. Deberían poner señales de precaución”, dijo un residente de la zona.

Image
La opinión
La Opinión