Escuchar este artículo

Asesinado líder comunal en zona rural de Cúcuta

Lunes, 18 de Enero de 2021
William Antonio Rodríguez recibió 12 balazos. El Eln pintó grafitis en su vivienda, en La Punta.

Hoy en la vereda La Punta, del corregimiento Banco de Arena, el ambiente de miedo e incertidumbre es mucha más fuerte. Y no es para menos, pues a los grafitis que pintaron presuntos miembros del Eln, hace más de una semana, en la gran mayoría de viviendas de este lugar de la zona rural de Cúcuta, dando a entender que ese territorio es de ellos, se le sumó el asesinato de un líder comunal.

Este domingo, 16 horas después de registrarse ese lamentable hecho, muchos de los habitantes de ese caserío que está a una hora y 20 minutos del casco urbano de la capital nortesantandereana, entrecruzaron las miradas y con caras de susto, decidieron encerrarse en sus residencias al ver llegar una caravana de la Policía Metropolitana (Mecuc) que acompañaba a las unidades de la Brigada Interinstitucional de Homicidios (Brinho) que arribaron hasta ese punto a investigar lo que había sucedido.

Nadie quiso hablar con algún investigador. La ley del silencio se hizo tan fuerte que las autoridades no pudieron recopilar mayores detalles de lo ocurrido con William Antonio Rodríguez Martínez, quien era muy conocido y querido por la comunidad, “porque siempre fue considerado como un líder, que luchó por el bienestar de todos”, indicó una mujer.

Esta persona que por unos minutos cruzó unas palabras con un equipo periodístico de La Opinión, aseguró que desde hace varios meses en La Punta y sus alrededores se libra una cruenta guerra entre grupos armados ilegales que tiene muy afectados a todos los habitantes.

“Acá dicen que hay Ejército, pero nosotros no lo vemos. Por acá pasan muchas cosas y las autoridades jamás aparecen, ahora que mataron a William la situación se va a agravar y los perjudicados vamos a ser nosotros”, comentó otro campesino que pasaba por el lugar.

Y lo que más se lamentan los habitantes de esa vereda es que a tres minutos está la estación de Policía de Banco de Arena, “pero los uniformados no salen de ese lugar, por miedo a que les pase algo”, comentó un labriego. En algunas oportunidades, los residentes observan tropas del Ejército, pero desde hace unas semanas, algunas personas comenzaron a ver movimientos de hombres desconocidos fuertemente armados, que se estarían identificando como Autodefensas Gaitanistas de Colombia, señalando que se unieron a Los Rastrojos para pelear contra el Eln y así recuperar todo ese territorio.

El homicidio del líder

Precisamente, el asesinato de William Rodríguez, según unos campesinos, obedecería a la ‘guerra’ que habría entre Eln y Gaitanistas que se unieron a Los Rastrojos.

“Él (William Antonio) fue uno de los tantos desplazados que hubo en julio del año pasado. Duró tres meses por fuera de esta zona y regresó porque nadie lo ayudó. Se vino convencido que desde acá se podría presionar a la Alcaldía para que nos ayudara y se logró. Hemos recibido unas ayudas y esperamos que en estos próximos días nos den otras cosas. Él estaba muy contento por eso”, señaló un habitante del lugar.

Pero esa alegría que expresó Rodríguez Martínez se apagó el sábado hacia las 6:00 de la tarde, cuando dos hombres en una moto le propinaron una docena de disparos.

Según la versión que manejan las autoridades, el líder comunal llegó a la casa en su moto, de placa AA7L66A, la estacionó y se bajó, en ese momento los dos desconocidos que también se movilizaban en una motocicleta se le acercaron y le dispararon, hasta verlo caer muerto.

Una vez William Rodríguez quedó tendido en la mitad de la vía, el pistolero y su cómplice emprendieron la huida por la vía que lleva hacia Tibú.

Familiares de la víctima al escuchar los tiros y salir de la vivienda a ver qué había pasado, encontraron al líder comunal muerto, de inmediato dieron aviso a la Policía, pero solo hasta después de dos horas, una funeraria apareció, recogió el cadáver y lo trasladó a Medicina Legal en Cúcuta, donde la Brinho llevó a cabo la inspección técnica.

Wilfredo Cañizares, director de la fundación Progresar, en varios mensajes de Twitter lamentó este homicidio y aseguró que Rodríguez Martínez ejercía un liderazgo social como gerente del acueducto del corregimiento Banco de Arena, que provee de agua a 510 familias de esa zona.

También sostuvo que, “rechazamos el vil asesinato del líder social y edil de Cúcuta por parte de las Autodefensas Gaitanistas”. Además, el defensor de derechos humanos manifestó que la víctima había sido amenazada y fue refugiada, pero regresó a la zona hace un par de días.

‘No era un edil’

Pese a lo dicho por varios integrantes de la comunidad y lo señalado por el director de la fundación Progresar, las autoridades indicaron que en las pesquisas que hicieron ayer, dos líderes comunales y un habitante de la zona afirmaron que William Rodríguez actualmente no ejercía ningún cargo comunal.

Supuestamente, Rodríguez Martínez si fue edil de la zona rural de Cúcuta hasta diciembre de 2019, pero desde entonces no habría vuelto a ocupar un cargo entre la comunidad, solo el que tenía como gerente del acueducto del corregimiento Banco de Arena.

Las autoridades también tendrían alguna información de que posiblemente presuntos miembros del Eln habrían amenazado a la víctima, pero hasta el momento no hay una versión oficial sobre eso.

En la fachada de la casa donde vivía William Antonio se pudo observar tres grafitis que hicieron hace un par de días unos hombres, con las siglas de la guerrilla del Eln.

Image
La opinión
La Opinión