Escuchar este artículo

Cayó el segundo al mando del Clan del Golfo en zona rural

Martes, 9 de Febrero de 2021
El Ejército informó que al detenido le incautaron una pistola, 18 cartuchos y un proveedor.

Los esfuerzos de las autoridades siguen concentrados en permear la zona rural de Cúcuta para retomar el control de este territorio con histórica presencia y dominio de los grupos armados ilegales como Los Rastrojos, Los Pelusos, el Ejército de Liberación Nacional (Eln) y ahora las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC) o Clan del Golfo.

En medio de las operaciones de control, soldados de la Trigésima Brigada del Ejército y de la Policía, en el marco de la Operación Esparta, fue capturado Luis Alberto Guisao Borja, presunto integrante del Clan del Golfo, conocido como ‘Samuel’ o ‘Urabá’.

El procedimiento se produjo en el corregimiento Aguaclara, zona rural de Cúcuta, hasta donde llegaron las autoridades para detener a este hombre, señalado de ser el segundo cabecilla de esta población y de Puerto Santander, Puerto Villamizar y la vereda Cámbulos.

Guisao Borja, de 28 años, es oriundo de Carepa (Antioquia). Su presencia en esta zona de frontera obedece a la alianza que mantiene el Clan del Golfo con Los Rastrojos, que finalmente conforman las Agc, grupo armado ilegal que mantiene la disputa con el Ejército de Liberación Nacional (Eln) para recuperar el dominio del narcotráfico en esta zona.

El Ejército informó que al detenido le incautaron una pistola, 18 cartuchos y un proveedor.

Según las investigaciones, Luis Guisao presuntamente era el encargado de  extorsionar, secuestrar y adelantar las negociaciones de narcotráfico en esta zona.

Combates
Cabe recordar que, el jueves pasado, el Ejército sostuvo combates contra presuntos miembros de las Agc, que dejaron a dos hombres que son señalados de pertenecer a esa organización.

Según se conoció, los dos hombres fueron identificados como Jeferson Arley Muñoz Ardila y Andrés Alejandro Posso Rodríguez.

El general Marcos Pinto Lizarazo, comandante de la Segunda División del Ejército, aseguró en el momento de los combates que recuperaron material de guerra y munición, así como los brazaletes que portaban, alusivos a ese grupo armado ilegal.

Dichos brazaletes tienen el nombre de Luis Orlando Padierna, quien era el segundo al mando del Clan del Golfo, muerto en noviembre de 2017, en una operación de la Policía en una cabaña ubicada en Chinácota.

Entre tanto, el general Óscar Moreno Miranda, comandante de la Policía Metropolitana de Cúcuta, aseguró que los operativos de la fuerza pública continuarán en esta compleja zona que se mantiene en disputa, para llevar tranquilidad a los habitantes de estos lugares, sumergidos en medio del negocio del narcotráfico.
 

Image
La opinión
La Opinión