Escuchar este artículo

Continúa la extinción de dominio al narcotráfico en Cúcuta

Sábado, 20 de Febrero de 2021
El local donde funcionaba una empresa de calzado, que no tiene nada que ver con la extinción de domino, tuvo que ser desalojado

La mañana de este viernes, una comisión de la Sociedad de Activos Especiales (SAE) arribó hasta un local de un reconocido centro comercial de Cúcuta, para aplicar una medida cautelar de extinción de dominio, donde funciona una prestigiosa marca de venta de zapatos.

Los propietarios de la empresa de zapatería aseguraron que, desde hace al menos ocho años, pagan arriendo por el inmueble objeto de la medida, sin saber lo que estaba pasando, por lo que terminaron afectados con el cierre del local.

Según se conoció, la medida cautelar obedece a una investigación por narcotráfico, por lo que el inmueble pasaría a ser parte del Estado.

El abogado de la reconocida marca de zapatos aseguró que interpondrá una tutela para oponerse a la medida aplicada, pues están perjudicando a la empresa, la cual goza de un buen nombre y jamás ha tenido algún problema legal.

“Están afectando a una empresa que lleva más de 50 años de trayectoria en la ciudad, sin que tenga algo que ver con la investigación”, dijo uno de los propietarios del lugar.

Aunque La Opinión intentó conocer la versión de una representante de la SAE, esta aseguró que no podía entregar declaraciones, por no estar autorizada.

Entre tanto, el abogado de la empresa de calzado, aseguró que interpondrá una tutela para oponerse a la medida que afectó a sus clientes.

“Ellos son una familia empresaria reconocida de la ciudad, que no tiene nada que ver con la investigación y el proceso que lleva contra el inmueble”, dijo el defensor.

Otras medidas

En septiembre de 2019, la Dirección de Investigación Criminal (Dijín) de la Policía, le aplicó una medida de extinción de dominio a 75 bienes de la red de narcotráfico conocida como Los Pulpos, heredera del imperio que dejó el narcotraficante Luis Enrique Pérez Mogollón, ‘El Pulpo’, asesinado en abril de 2012.

La Policía fijó esta medida de embargo, secuestro y suspensión del poder dispositivo, valorada en 60.000 millones de pesos, representados en 52 inmuebles, una sociedad, dos establecimientos de comercio y veinte vehículos.

La operación denominada Fura II, se desarrolló de manera simultánea en Bogotá, en la Mesa de los Santos (Santander), en Cúcuta y Chinácota.

Asimismo, en 2018, las autoridades también intervinieron dos apartamentos, una bodega, dos casas lujosas, cinco locales, 14 vehículos y tres sociedades y establecimientos, valorados en 15.000 millones de pesos. “Todo esto fue adquirido desde 1994 por la organización dedicada al narcotráfico”, dijo una fuente judicial en el momento.
 

Image
La opinión
La Opinión