Escuchar este artículo

Desde la cárcel lo contrataron para matar

Martes, 30 de Marzo de 2021
Diego Arley Peñalosa Escalante, alias 'Perico', es señalado de asesinar a dos hermanos en el barrio Niza de Cúcuta.

Una deuda millonaria que no pagó Yaneth Clarisa Castrillón Guevara a un hombre que está recluido en la cárcel de Cúcuta, y de quien se desconoce su identidad, desencadenó la muerte de ella y de su hermano Gabriel Ernesto, la mañana del viernes 12 de febrero, en la avenida18E con calle 19N, del barrio Niza.

Según la investigación, el hombre privado de la libertad sería el autor intelectual de este caso y quien contrató a los dos sicarios que ese día cometieron el hecho y huyeron en una moto de alto cilindraje. Todo quedó grabado en varios videos.

Precisamente, este caso se volvió a recordar, porque uno de los presuntos asesinos fue capturado por la Policía Metropolitana de Cúcuta (Mecuc). 

La captura

El viernes 26 de marzo, Diego Arley Peñalosa Escalante, alias Perico, ayudado por Jefferson Edgardo Rosales Rincón, se lanzaron a hurtar al menos 3 millones de pesos de una mujer que llegó a un corresponsal bancario, ubicado la Diagonal Santander con avenida 3, del barrio La Merced. 
 

Image
Diego Arley Peñalosa Escalantel responsable del doble crimen cayó en medio de un atraco.

Los presuntos delincuentes llegaron en una motocicleta y no contaban con la reacción oportuna de un guarda de seguridad que hirió a Rosales Rincón, en una pierna.

Mientras que ‘Perico’ intentó huir rápidamente en una motocicleta, pero fue alcanzado por una patrulla de la Policía, que estaba a escasos metros del lugar y que al escuchar las detonaciones arribó al sitio.

Los dos hombres fueron detenidos por porte ilegal de armas de fuego y hurto calificado y agravado. Sin embargo, luego de identificarlos plenamente, las autoridades se dieron cuenta de que Diego Peñalosa Escalante tenía vigente la orden de captura por homicidio, por lo que se la hicieron efectiva de inmediato.

Los detalles
Se conoció que el día del asesinato de los dos hermanos, hacia a las 9:26 de la mañana, el pistolero, llegó acompañado de otro hombre que vestía buzo negro, bluyín y zapatos deportivos, a bordo de una moto Kawasaki KLR 650, con casco negro y de placa venezolana.

Una vez cometieron el crimen, al pistolero se le cayó un maletín negro cuando huía, en el que había una contraseña de una cédula de ciudadanía, que ayudó a la identificación del homicida.

Pero los investigadores también analizaron uno de los videos donde se le ve al sicario un tatuaje en su brazo derecho, el cual es igual al de ‘Perico’, y también unas entrevistas que les hicieron a varios testigos, ayudaron a establecer que quien disparó fue Diego Arley Peñalosa Escalante. 


 

Image
En este punto del barrio Niza, donde los hermanos eran propietarios de dos negocios (droguería y corresponsal bancario) ocurrió el ataque a bala.

Sin embargo, poner a este hombre tras las rejas no se veía nada fácil, pues los investigadores que le seguían de cerca el rastro, conocieron que había huido hacia Venezuela.

“Las labores investigativas de la Fiscalía y nuestros hombres de policía judicial, recolectaron suficientes elementos probatorios como los videos y una contraseña hallada, que ayudaron a la identificación y luego los testigos lo reconocieron como el autor de este hecho delictivo, pero estaba escondido en Venezuela”, dijo el mayor Wilson Sanjuan, jefe de la Seccional de Investigación Criminal (Sijín).

Las investigaciones contra este hombre también dan cuenta de que está inmerso en el homicidio de Baudilio Ropero, hecho registrado la noche del pasado 5 de enero, en la calle 1 con avenida 2, del barrio Chapinero, de la ciudadela Juan Atalaya, en donde también resultaron heridas de bala Leidy González y Leidy Castellanos.

Perfil criminal
Diego Arley Peñalosa Escalante, de 23 años, es cucuteño y tiene una mirada desafiante, ahora tendrá que responder desde la cárcel por los delitos que le imputan.
Una fuente judicial, que investiga a este hombre, aseguró que delinque como sicario al mejor postor, sin importarle nada.

“Era contratado para matar. Por su cuenta cometía hurtos, pero siempre de manera independiente”, precisó la fuente.

Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas
Patrocinado por La OpiTienda