Escuchar este artículo

Director de la cárcel de Cúcuta sí autorizó las remodelaciones

Miércoles, 17 de Marzo de 2021
Juan Carlos Prada aseguró que no hay piscinas ni discotecas en el patio 12, como lo aseguró el defensor de derechos humanos.

La denuncia de Diego Villamizar, defensor de derechos humanos, sobre un presunto acondicionamiento de lujos en el patio 12 de la Penitenciaría de Cúcuta, generó un sinsabor y controversia en las directivas de este centro de reclusión, dando paso a una visita en las instalaciones para desmentir la versión del denunciante.

A través de videos grabados desde el interior del patio, Villamizar argumentó que, desde finales del año pasado, recibió las denuncias de las remodelaciones que se hacían en este lugar, por lo que cuando obtuvo la evidencia fílmica no dudó en darlo a conocer.

Es una situación que se sale del sentido común, de cómo deberían funcionar las cosas en la cárcel. No hay ningún control y el que quiere remodelar las celdas con porcelanato, mármol, cerámica, televisores y hasta baños privados, lo hace”, aseguró el defensor.

Sin embargo, lo que más llamó la atención en la denuncia de Villamizar, es la adecuación del lugar donde están las regaderas para bañarse, que se convirtió en una piscina.

“Al lado de esa piscina, construyeron como un bar y discoteca, hacen fiestas todos los fines de semana”, dijo el defensor.

Según Villamizar, los internos cuentan hasta con festejos con parrandas vallenatas, porque algunos de ellos saben tocar los instrumentos y así disfrutan de las fiestas en este remodelado patio.

El denunciante también sostuvo que en este patio hay narcotraficantes y miembros de bandas criminales que financian estas remodelaciones y continúan delinquiendo desde la prisión.

“Ahí no se cumple con el objetivo de resocialización del delincuente. Están prácticamente de vacaciones, reuniéndose entre integrantes de bandas delincuenciales, planeando los delitos que se originan desde la cárcel, como secuestros, extorsiones, entre otros”, puntualizó Villamizar.

Image
cárcel de Cúcuta

Habló el director

Juan Carlos Prada, director de la Penitenciaría de Cúcuta, desmintió la versión del defensor de derechos humanos y afirmó que en las instalaciones del centro de reclusión no hay lujos ni excentricidades como él lo afirmó.

Según el funcionario, lo que adecuaron los presos en el lugar para bañarse, es una tabla que les permite almacenar el agua para de esta manera aprovecharla para lavar ropa y posteriormente, el piso del patio, para prevenir la contaminación del coronavirus.

Prada insistió que en ningún momento se construyó una piscina ni jacuzzi, por lo que consideró como indebidas las afirmaciones del denunciante.

El director de la cárcel visitó en la mañana de ayer el patio mencionado, acompañado por un representante de la Personería de Cúcuta, para desmentir desde allí la versión de Diego Villamizar.

“Es un sitio muy pequeño, ahí no funciona ninguna piscina. Es el mismo lugar que tienen todos los patios para que los internos se bañen, solo que ellos crearon la tabla para almacenar el agua y aprovecharla”, agregó Prada.

El director reconoció que en el patio sí se hicieron unas remodelaciones con un material que, según él, sobró de las adecuaciones luego del motín que se registró en la cárcel hace un año, que dejó gran parte de las instalaciones dañadas, por lo que los presos del patio 12 las aprovecharon, con su autorización para acondicionar un “sitio de espiritualidad”.

“Es una tableta que quedó del año pasado, cuando hubo el amotinamiento, gracias a los entes territoriales que nos ayudaron a reconstruir y como quedaron las tabletas y pintura, se les dio para acondicionar un sitio de espiritualidad para orar, hacer misas y cultos”, dijo Prada.

Asimismo, según él, los internos encargados de hacer las remodelaciones son los que tienen orden de trabajo en las instalaciones, que cuentan con afiliación a seguridad social.

Entre tanto, en el patio 12 hay presos por delitos de hurto, violencia intrafamiliar, lesiones personales, tráfico de estupefacientes, entre otros, según lo explicado por el funcionario.

 

Image
cárcel de Cúcuta

‘No soy corrupto’

Prada rechazó los señalamientos que hicieron en su contra y aseguró que él no es un funcionario corrupto y que no se prestó para ninguna irregularidad.

El director de la cárcel también dijo que desde hace un año no se reciben visitas en la Penitenciaría, por lo que no es cierto que hayan ingresado ningún material, ni licor, ni otro tipo de elementos al patio 12.

“Como funcionario público, con una trayectoria de más de 30 años, me he desempeñado como secretario de gobierno, contralor, asesor de alcaldes y no puedo permitir que vayan a tildarme de corrupto”, explicó.

Además, indicó que, contrario a los internos del patio 12, de ningún otro patio le han solicitado adelantar remodelaciones, por lo que solo ha autorizado a este.

El funcionario recalcó que para las adecuaciones de infraestructura necesarias en las instalaciones, hay una entidad encargada de esas obras, por lo que los presos no pueden hacer grandes modificaciones al sitio de reclusión.

Image
La opinión
La Opinión