Escuchar este artículo

¿El aumento del pie de fuerza es la solución para la seguridad de Cúcuta?

Martes, 31 de Agosto de 2021
Algunos analistas coinciden en afirmar que los consejos de seguridad y los anuncios por parte del Ministerio de Defensa son necesarios, pero distantes de solucionar el verdadero problema.

En menos de 48 horas de la visita del ministro de Defensa, Diego Molano a Villa del Rosario, donde se anunció una estrategia de seguridad conjunta en el área metropolitana de Cúcuta y la frontera, con especial énfasis en Banco de Arena, Puerto Santander y Vigilancia, sobrevino la masacre en Puerto León y ayer un atentado al Distrito de Policía en la Ciudadela Juan Atalaya.

Dicho anuncio buscaba precisamente controlar el homicidio que, en palabras de Molano, “se nos incrementó en los últimos meses, por eso hemos lanzado el plan San José, que ha producido una reducción en 35%", precisó el pasado viernes, al tiempo que informó un refuerzo al pie de fuerza, con 67 nuevos policías.

Lea también: Conozca cómo desactivan su celular para robarlo

En otra visita a la capital nortesantandereana, en julio del presente año, anunció que con el propósito de desmantelar la estructura criminal frente 33 de las disidencias de las Farc, que hace presencia en el Catatumbo, y controlar su amenaza terrorista, se creaba el Comando Específico de Norte de Santander, conformado por 14.000 uniformados que tendrán como principal objetivo capturar a 'Jhon Mechas'.

La Opinión consultó con algunos analistas que coincidieron en afirmar que los consejos de seguridad y los anuncios por parte del Ministerio son necesarios en regiones como El Catatumbo, pero distantes de solucionar el verdadero problema de no existir claras estrategias y por el contrario se corría el riesgo del desprestigio gubernamental al no lograr resultados contundentes.

Para el politólogo Ariel Ávila, subdirector de la Fundación Paz y Reconciliación, tras los anuncios del Gobierno, en zonas tan convulsionadas como El Catatumbo, no pasará nada, porque el Estado “no tiene una estrategia clara”, ante el crecimiento de los grupos armados que ya cambiaron su forma de operar.

“Lo que el Gobierno está intentando hacer es revertir la percepción de inseguridad a través de noticias mediáticas, pero de fondo no hay nada. El Gobierno no ha encontrado una estrategia clara para cambiar esa forma de operar (grupos armados). Es decir, la política de seguridad está hecha como para hace 10 años (atrás) y no para el país de hoy”, sostiene Ávila. 

Lea también: Juzgado de Los Patios emite máxima pena por abuso a una menor

Para este analista, en Colombia hay una crisis de seguridad profunda en varias zonas del país, pero una de las más graves está en la frontera con Venezuela, que incluye el área metropolitana de Cúcuta “que es de las zonas más violentas”, agrega.

Pie de fuerza

Jorge Restrepo, director del Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos (Cerac), indica que las visitas y anuncios por parte del Ministerio de Defensa son útiles si suponen que hay una clara dirección y seguimiento a resultados, en términos de seguridad.

“Claro que es necesario que estén las autoridades de toda la cadena de mando, hasta el nivel del Ministerio (en las regiones afectadas), porque eso es lo que les corresponde exigir y mostrar resultados”, señala.

Frente a los anuncios del aumento del pie de fuerza, para contrarrestar el accionar de grupos armados ilegales, considera que puede funcionar, pero no solos, sino que deben ir acompañados de investigación judicial “que va mucho más allá del pie de fuerza y las hace más efectivas”.

El coronel en retiro del Ejército John Marulanda Marín, presidente de la Asociación Colombiana de Oficiales en Retiro de las Fuerzas Militares (Acore), también cree que aumentar el pie de fuerza es solo una parte de la solución porque hay que incorporar otros aspectos para que sea una solución integral como: la tecnología, la relación y participación comunitaria y destinar recursos para el aparato de justicia. 

Por ello, cree que la visita de los funcionarios del Estado, en las zonas de conflicto, es la parte mínima para resolver los problemas de seguridad.

Lea también: Masacre en zona rural de Cúcuta

“Las visitas para las zonas críticas del país son útiles en cuanto el Gobierno demuestra el interés y la preocupación por la situación de seguridad que se está viviendo. Pero, de mostrar ello a que haya un planeamiento que permita reducir esos índices de inseguridad hay una diferencia grande. Lo que puede llevar es a la incredulidad y el desprestigio del Gobierno, que a pesar de las denuncias, no se vean resultados”, señala. 

La masacre

La vereda Puerto León, que está a menos de una hora del casco urbano de Cúcuta, volvió a convertirse en un escenario de terror, por cuenta de una masacre, la novena que se comete en Norte de Santander, en los últimos 20 meses.

En el ataque armado resultaron baleados dos hombres y un menor de edad, que estaban en una tienda. Los primeros murieron, mientras que el adolescente alcanzó a esconderse y solo recibió un disparo en una de sus piernas.

Siguiendo con el recorrido mortal, el grupo de desconocidos llegó a una finca que está a 300 metros, aproximadamente, del primer ataque, y asesinaron a otro hombre.

Image
La opinión
La Opinión