Escuchar este artículo

Investigan muerte de un excombatiente de las Farc

Miércoles, 13 de Enero de 2021
Geovanny Claro García, de 36 años, participó en el proceso de paz y estuvo en Caño Indio (Tibú), reincorporado en la vida civil.

En un consejo extraordinario de seguridad llevado a cabo ayer, las autoridades ordenaron hacer las pesquisas con rigurosidad para conocer detalles sobre la muerte del excombatiente de las Farc, Geovanny Claro García, de 36 años, conocido con el alias de 'Gerson Piñeros'. El hecho ocurrió el domingo en el sitio denominado La Curva de la vía que comunica con la vereda La Laguna, comprensión rural de Convención.

El día del hecho, la tranquilidad se alteró con el intercambio de disparos entre presuntos disidentes de las Farc y supuestos miembros de Los Pelusos, al parecer dedicados a la extorsión en esa zona del Catatumbo.

El reinsertado recibió un impacto de bala en el costado izquierdo del tórax y aunque alcanzó a llegar con vida al centro asistencial Benito Ovalle, de Convención, y debido a la gravedad de las heridas, fue remitido hacia el Hospital Regional Emiro Quintero Cañizares, de Ocaña, donde finalmente murió.

En el sitio de la confrontación armada fue incinerada la motocicleta donde se transportaban los delincuentes que huyeron hacia la zona montañosa.

Ese día del hecho se rumoró que más personas resultaron heridas en el cruce de disparos, por eso avanzan las investigaciones para esclarecer lo sucedido.

Reincorporado

Las autoridades señalaron que el hombre muerto participó en el proceso de reincorporación a la vida civil en Caño Indio (Tibú), producto de los acuerdos de paz de 2016.

Pero se desconoce las razones de la presencia de él en zona rural de Convención, donde los grupos al margen de la ley libran una cruenta batalla por el dominio territorial para continuar con los cultivos ilícitos.

La puerta de entrada al Catatumbo

Las Fuerzas Militares y de Policía anunciaron planes estratégicos encaminados a frenar la violencia en la puerta de entrada hacia el Catatumbo.

El alcalde de Convención, Dimar Barbosa Riobó, reclamó acciones contundentes para neutralizar a los grupos al margen de la ley.

“Estamos agobiados por los delincuentes en la región donde se reportó el año pasado cinco secuestros y más de 150 extorsiones. Muchos comerciantes han optado por abandonar la zona”, señaló el mandatario.

Agregó: “los hombres son insuficientes para ejercer control, porque contamos con 18 policías para brindar protección a 10.000 habitantes y vigilar 4.000 viviendas. Además, el Ejército custodia todas las vías y en una topografía quebrada, entonces solicitamos al Gobierno Nacional acciones contundentes”.

También indicó que están cansados de exponer a los altos mandos militares la cruda realidad registrada, donde hacen presencia muchos grupos. “Es una región bastante particular y se requiere un tratamiento diferencial. Hasta noviembre del año pasado operaron las Fuerzas Especiales Urbanas, pero inexplicablemente se marcharon”.

Barbosa pidió que excluyan del conflicto armado a la población civil. “Es gente trabajadora y humilde, aquí no existen millonarios, las personas que mantienen vivo el comercio, tienen deudas y con los secuestros lo que ocasionan  es el estancamiento económico de la región. La delincuencia organizada está cometiendo esos ilícitos en nombre de la guerrilla, entonces se requiere de más inteligencia para evitar la alteración del orden público”.

El vicedefensor Nacional del Pueblo, Luis Andrés Fajardo, en reciente visita a Ocaña, activó las alertas tempranas ante posibles enfrentamientos entre los integrantes del Eln, disidencia de las Farc y Los Pelusos, en esa lucha de territorio que tienen.

Image
La opinión
La Opinión