Los dos conductores de mortal accidente habrían tomado licor

Martes, 13 de Abril de 2021
El impacto se produjo en el Anillo Vial Occidental.

Entre los recuerdos de los familiares de Javier Eduardo Ovallos Cárdenas, de 41 años, están los últimos momentos que compartió con sus sobrinas, en medio de alegría y música, mientras tomaban cerveza en el barrio Las Delicias.

Esas horas que transcurrieron durante la tarde y empezando la noche del domingo fueron la despedida entre Ovallos y sus seres queridos.

“Él dijo que se iba para la casa y a pesar de que le dijeron que lo acompañaban, insistió en que se iba solo en el carro, que había comprado hace poco tiempo”, recordó una hermana de Javier Eduardo.

La vivienda de Ovallos está ubicada en el barrio Nueva Esperanza, que colinda con Nuevo Horizonte, por lo que él decidió tomar la ruta del Anillo Vial Occidental, donde finalmente perdió la vida en un aparatoso accidente.

El accidente

La oscuridad que reina en el Anillo Vial Occidental fue cómplice del mortal choque que se registró sobre las 7:30 de la noche, a pocos metros de la entrada que conduce al corregimiento Carmen de Tonchalá.

El fuerte impacto entre el carro Chevrolet Spark, que conducía Javier Ovallos y una camioneta marca Chery, de color blanco, de placas HRM-970, lo dejó sin vida de manera inmediata, mientras que el otro conductor, identificado como Luis Antonio Ibarra Aguilar, de 47 años, tuvo que ser trasladado al Hospital Universitario Erasmo Meoz, por las múltiples lesiones que sufrió. Al parecer, Ibarra también habría tomado licor, según lo conocido por las autoridades.

Rápidamente, algunos familiares de Ovallos arribaron al lugar del hecho y en medio de evidentes gestos de dolor y desesperación, sacaron el cadáver de su ser querido del vehículo, en el que había quedado aprisionado entre las latas.

“Yo le agarré las piernas y las tenía partidas, al igual que la cadera. Fue un golpe muy fuerte. Queríamos sacarlo del carro para llevarlo a un centro médico, porque seguíamos creyendo que estaba vivo”, recordó una familiar de la víctima.

Según se conoció en el lugar del hecho, algunas versiones indican que el conductor del vehículo blanco pretendió esquivar un retén de la Policía que había metros más adelante, lo que al parecer, produjo el choque. Sin embargo, las autoridades de Tránsito adelantan las pesquisas para esclarecer las causas del mortal accidente, porque manejan otra hipótesis que indicaría que el carro Chevrolet Spark, que conducía Ovallos, fue el que invadió el carril contrario y por eso se dio el fatal choque.

‘Un hombre servicial’

La hermana de Ovallos recordó a su ser querido como un hombre alegre, trabajador y muy apegado a su familia.

Entre tanto, uno de sus cuatro hijos, aseguró que su papá siempre fue un hombre amable y servicial, que le gustaba ayudar a las demás personas. “Prefería dejar de comer para darle a los demás”, dijo.

Los familiares aseguraron que Javier Eduardo trabajaba descargando mercancía en la Central de Abastos, por lo que era muy conocido en este sector del comercio de víveres.

Recordaron que Ovallos trabajó el domingo en la mañana y luego decidió ir hacia la casa de una de sus hermanas a almorzar y allí se quedó compartiendo con sus demás seres queridos.

Al cierre de esta edición, los dolientes adelantaban los trámites para reclamar el cadáver y darle el último adiós.

‘Anillo de la muerte’

El Anillo Vial Occidental se ha convertido en una ‘vía mortal’, pues en menos de 48 horas también se presentó el fallecimiento del patrullero Rafael Antonio Sierra Gómez.
 
El uniformado murió la tarde del sábado, tras sufrir un accidente de tránsito también en esa importante arteria vial, a la altura de la entrada a la invasión La Fortaleza.

El uniformado acababa de terminar su jornada laboral en la estación de Betania, de Los Patios, y se dirigía hacia su casa, cuando estrelló su motocicleta contra un carro Renault 12 de color azul, por lo que finalmente perdió la vida.
 

Image
La opinión
La Opinión