Escuchar este artículo

"No voy a renunciar" : concejal Jhon Suárez

Sábado, 27 de Febrero de 2021
El cabildante fue atacado a disparos la noche del jueves en Ocaña.

La voz del concejal Jhon Jairo Suárez Rojas se entrecorta cada vez que recuerda el momento en el que fue víctima de un atentado, en Ocaña. La mirada refleja la preocupación y el desespero que le generan pensar que su vida sigue en riesgo por cuenta de los violentos.

Sin embargo, tiene claro que no va a renunciar a su cargo y que no le dará paso a las intimidaciones de las que ha sido víctima en medio de cobros de extorsiones que ascienden a la exigencia de 5 millones de pesos mensuales.

“Yo no voy a renunciar, porque no he hecho nada malo, al contrario la misión es servir a la comunidad. Me exigen la entrega de 5 millones de pesos mensuales y yo únicamente tengo ingresos por sesión. Bajo mi protección está mi mamá de 75 años y mi abuela de 94 años,  porque a mi padre lo mataron cuando era pequeño”, aseguró Suárez.

El cabildante, del partido Centro Democrático, les pidió a los grupos armados ilegales que delinquen en Ocaña, que lo dejen continuar con su trabajo en paz.

El rastro de la violencia, al parecer, de Los Pelusos lo han acompañado desde el momento en que postuló su campaña para el Concejo de Ocaña, por lo que ha tenido que cambiar de vivienda en al menos tres oportunidades, por cuenta de las intimidaciones de este grupo narcotraficante y criminal.

Suárez recordó que, mientras se movilizaba con sus escoltas en la camioneta que tiene asignada por la Unidad  Nacional de Protección (UNP) fueron atacados de manera indiscriminada, lo que lo hizo pensar que acabarían con su vida.

“A las 6:30 de la tarde (jueves) les solicité a los guardaespaldas el traslado desde el barrio Landia hacia Villanueva para hacer una diligencia. Cuando íbamos por una calle angosta del sector de La Costa, escuché los disparos. Eso fue terrible, pensé en lo peor, me imaginé que no iba a salir con vida de ese percance. Dios y la virgen de la Torcoroma me favorecieron”, dijo el ocañero.

Los escoltas resguardaron a su protegido y de inmediato aceleraron la marcha del vehículo para buscar un lugar seguro, pero en la huida chocaron, tratando de perderles el rastro a los pistoleros.

Finalmente, Suárez arribó a las instalaciones de la Policía para interponer el denuncio correspondiente, a la espera de que las autoridades avancen en las pesquisas de este hecho.

Image
La opinión
La Opinión