Escuchar este artículo

Presunto asesino de su hijo habría sobornado a las autoridades durante captura

Pidió a las autoridades avisar a su exesposa que estaba siendo capturado.

Con el paso de los minutos se conocen más detalles de la captura de Gabriel Enrique González, presunto asesino de su hijo de tan solo cinco años de edad y quien fue hallado muerto en un hotel de Melgar, Tolima.

Según el coronel Néstor Raúl Cepeda Cifuentes, comandante de la Policía del departamento del Tolima, esta captura se dio en tiempo récord gracias al plan candado decretado por las autoridades en una vía que conduce de Girardot a Melgar.


Infórmese: Capturan al hombre señalado de asesinar a su hijo en Melgar, Tolima


Además, el coronel reveló que al momento de la captura Gabriel Enrique González les pidió a las autoridades avisar a su exesposa y mamá del niño asesinado que estaba siendo capturado.

Las autoridades informaron también que al ser detenido, González presuntamente habría intentado sobornar a los funcionarios que lo detuvieron.


Lea además: Gabriel González compartió fotos y videos antes de matar a su hijo en Melgar


El crimen

Según versiones preliminares González le habría confesado a su expareja el asesinato de su hijo de tan solo cinco años de edad, mediante un mensaje de WhatsApp. “Hora fallecimiento 3:55 am asficcia (sic) mecánica no sufrió. Ahora si puedes disfrutar sola con Edilson y Wesly sin Tricitico ni mucho menos yo. Felicidades”.  

El motivo del crimen era vengarse por tener una nueva pareja. “Ahí está claro o el Chunco o Gabriel Esteban. Ud escogió al campesino”, le dice.  

Además de estos mensajes escritos, Gabriel Enrique le habría enviado una foto del menor muerto.  


Le puede interesar: Encuentran sin vida a niño de 5 años que habría sido secuestrado por su padre


De acuerdo con versiones preliminares, el menor había salido con su padre el pasado fin de semana, porque estaban separados y era su turno de compartir con él.  

Lo recogió en la casa de su madre, entró al baño y luego se lo llevó a una reunión familiar, pero nunca lo llevó de vuelta.

Según versiones preliminares, este le avisó horas después a su exesposa que había dejado una memoria USB en el baño de su casa.  En esta le reclamaba por cosas que habían pasado durante la relación y le anunciaba que su hijo moriría.

Con este mensaje, la madre desesperada acudió a las autoridades, pero fue demasiado tarde, tan solo unas horas después Gabriel Enrique le envió el mensaje que confirmó el asesinato de su propio hijo.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en  http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
Colprensa
Colprensa
Miércoles, 5 de Octubre de 2022

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Temas del dia Foros La Opinión