Escuchar este artículo

¿Qué falló para que mataran a dos policías en Tibú?

Lunes, 10 de Mayo de 2021
Los patrulleros Edwar Leonardo Torres Caicedo y Deybi Fabián Mora Araque fueron atacados a bala.

En la casa materna del patrullero Edwar Leonardo Torres Caicedo hay tristeza, impotencia y rabia. Ayer, los familiares de este uniformado, de 28 años, aseguraron que “la Policía dejó que lo mataran”.

Ellos sostienen esa afirmación porque, según uno de los parientes, Torres Caicedo, quien laboraba en la Seccional de Inteligencia de la Policía de Norte de Santander, les había contado días antes de su muerte, que un informante le señaló que varios líderes de la disidencia de las Farc tenían su foto y ordenaron asesinarlo a como diera lugar.

Y esa orden se cumplió la noche del viernes, cuando Edwar Torres y su compañero Deybi Fabián Mora Araque fueron asesinados en medio de una velatón que se cumplió en el parque principal de Tibú. Un oficial que acompañaba a los dos patrulleros, resultó herido.

Pese a lo dicho por los familiares del uniformado, en la Policía del departamento aseguraron que jamás tuvieron conocimiento de esa amenaza contra Torres, sin embargo, la dirección nacional de esta institución ordenó que se hiciera una exhaustiva investigación para verificar en qué se había fallado para que los patrulleros y el oficial fueron baleados.

Policías Asesinados
Edwar Leonardo Torres y Deiby Fabián Mora.

Llamadas y mensajes

Los familiares de Edwar Torres indicaron que una vez conocieron de las amenazas que pesaban sobre él, le pidieron que se viniera, que no se arriesgara, pero el uniformado les habría dicho que no podía hacer nada, pues ya le había informado a uno de sus superiores, y que lo único que le dijo fue que debía seguir trabajando.

“Él (Edwar Torres) era muy dedicado a su trabajo. Él logró capturar a varios líderes de grupos ilegales, es más, hace unos días detuvo dos y en vez de traerlos, decidió enviar a uno de sus compañeros, porque prefirió quedarse detrás de uno de los jefes de una organización ilegal que ya tenía en la mira”, indicó el pariente.

Añadió: “a Edwar lo mataron por hacer su trabajo bien y lo peor de todo es que la Policía no lo apoyó cuando más lo necesito. Ahora después de muerto vienen a darnos el pésame, ya para qué”.

Un gran investigador

Un alto mando de la Policía de Norte de Santander manifestó que el patrullero Torres era uno de los mejores investigadores que tenían en inteligencia.

“Lo que sabemos es que cuando había una misión y se preguntaba que quién quería hacerla, él levantaba la mano. Él nos ayudó a dar con mucho criminal y sabemos que esa fue una de las razones por las que fue asesinado, pero no dejaremos de seguir golpeando esas organizaciones criminales”, expresó una fuente judicial.

Añadió: “por eso, en este lamentable caso hemos estado analizando todo lo sucedido y no encontramos algo contundente que nos diga en qué se falló. Sobre eso que Torres informó que lo iban a matar no hay nada, estamos verificando todo y se ordenó una investigación disciplinaria y penal, pues no permitiremos que esto pase sin un resultado contundente”.

Y es por eso que el general Jorge Luis Vargas, director nacional de la Policía, ofreció hasta $100 millones de pesos de recompensa para quien entregue información que conduzca a la captura de los responsables de este hecho que enluta a dos familias cucuteñas.

Además, a Tibú fue enviado un grupo especial de investigadores para adelantar las pesquisas que lleven a la detención de los asesinos de los uniformados.

En lo que andaban

Una fuente judicial contó que Edwar Torres, Deybi Mora y el oficial, esa noche del viernes estaban sentados en un establecimiento, frente al parque principal de Tibú, pendientes de las personas que se encontraban en la velatón, pues habían conocido que por ahí estarían algunos integrantes de la disidencia.

Pero con lo que no contaban los policías, era que el grupo armado ilegal también sabía que ellos estarían por ahí.

Y antes de que el reloj marcara las 7:30 de la noche, tres hombres armados llegaron a donde estaban los investigadores y los atacaron a bala. Torres y Mora cayeron muertos de inmediato, mientras que el oficial alcanzó a reaccionar y evitó que lo asesinaran.

“El capitán disparó su arma hasta quedarse sin balas, luego, como pudo, agarró las dos pistolas de los patrulleros y siguió defendiéndose. Sabemos que los tres sujetos que cometieron el hecho también resultaron heridos”, indicó la fuente.

Agregó: “cuando las unidades de la Policía se enteraron de lo que estaba pasando, llegaron rápidamente y se llevaron a los investigadores de la Sipol. No hubo tiempo de nada. Además, había mucha gente”.

Image
La opinión
La Opinión