Escuchar este artículo

Revelador testimonio de testigos de la masacre

Lunes, 8 de Marzo de 2021
Una de las víctimas imploró piedad, pero más rápido lo mataron

“Hoy, todos ustedes se mueren”, así irrumpieron seis encapuchados que llegaron en motocicletas y con armas de fuego a manchar de sangre el billar Los Bienvenidos de la vereda Oropoma, en Ábrego. El hecho cobró la vida de 5 hombres y 5 más quedaron heridos. 

Esta es la primera masacre que ocurre en Norte de Santander en lo corrido de este 2021, y es la número 16 en todo el país, en el mismo periodo.

Eran las 9:50 de la noche del sábado cuando los sujetos ingresaron y sentenciaron a los presentes, algunos emprendieron la huida, pero a varios los obligaron a que se acostaran en el piso, bocabajo. 

Según un testigo, José Luis Vega Plata imploró piedad y de rodillas pidió que le respetaran la vida para criar a sus hijas pequeñas, pero la frialdad  de aquellos sujetos fue tan vil, que con Vega Plata iniciaron la matanza. 

“Él fue el primero en recibir los disparos. La esposa se salvó porque logró esconderse en un rincón donde había cajas de cervezas”, contó el testigo.

Vega Plata de 31 años había llegado hacia las 8:00 de la noche al billar para acompañar a su esposa, quien atendía el lugar. En la casa, ubicada en la vereda La Labranza quedaron sus dos hijas de 7 y 9 años, al cuidado de la abuela.

Antes de esos momentos de terror, la compañera sentimental de Vega, estaba recogiendo las botellas que había en las mesas. Pero, cuando los delincuentes ingresaron, quedó en medio de un shock nervioso, al presenciar como acababan con la vida de su esposo. Otros corrieron despavoridos por la parte trasera del local hacia los matorrales y así pudieron escapar.

Jesús Alberto Vega Vega, Winston Prada Puentes, Robinson Garay Barbosa y Heiner Ortiz Ballesteros fueron acribillados sin piedad.

Los tiros  también alcanzaron a Diego Andrés Ortiz Guerrero, de 20 años; José Julián Jiménez Coronel, de 21; Deiby Sarabia Guevara, también de 21; Juan Carlos Vega, y  Cristian Camilo Torrado Prada, de 22, quienes fueron auxiliados en los hospitales de Ábrego y Ocaña.

Según se pudo conocer, los encapuchados huyeron haciendo disparos al aire.

Dolor y repudio

 

 

Image
Hasta este billar llegaron los encapuchados e infundieron su terror.

“Mataron a un hombre inocente que cultivaba la tierra para levantar a su familia y cuidaba unas vacas. Encontró la muerte al ir por su esposa y ahora ella necesita ayuda sicológica. Le han hecho un daño irreparable a las hijas que no paran de llorar”, dijo una familiar de Vega Plata.

Para los residentes del lugar, no hay explicación alguna para que esos sujetos acabaran con la vida de los agricultores, quienes todos los sábados y domingos acostumbran a ir hasta esos billares a pasar momentos de esparcimiento, luego de las extenuantes labores del campo. 

“Winston Prada es un campesino de Sitio Nuevo, José Luis Vega, de La Labranza y los otros dos que quedaron ahí asesinados eran de Oropoma”, dijo otro testigo.

Anuncian una recompensa 

Este domingo, un Consejo Extraordinario de Seguridad se llevó a cabo en Ocaña.

Diego Molano Aponte, ministro de Defensa, aseguró que la Fuerza Pública avanzará sin tregua hasta desmantelar a los grupos crimínales que se financian de la cadena del narcotráfico y atentan contra la seguridad de los nortesantandereanos. Anunció una recompensa de hasta 50 millones de pesos por información que lleve a capturar a los responsables.

La Policía dispondrá –aseguró- de una unidad especial de identificación, ubicación y judicialización de perpetradores de homicidios colectivos que, en coordinación con el CTI de la Fiscalía, desarrollarán las actividades judiciales para el esclarecimiento de los homicidios en Ábrego. Además, que en mayo reforzarán el pie de fuerza en el Catatumbo, con la llegada de 600 hombres del nuevo Comando contra el Narcotráfico y Amenazas Trasnacionales (Conat).

 “Consiste en un pelotón del Ejército para fortalecer el control territorial en Ábrego y un grupo de hombres del Gaula de la Policía para apoyar la lucha contra la extorsión y el secuestro en Ocaña. Se dispondrá de patrullajes conjuntos entre el Ejército y la Policía, especialmente en la vía que conduce de Ocaña-Ábrego-La Playa de Belén.”, indica el comunicado oficial.
 

Image
La opinión
La Opinión