Un celular desató la tragedia en San Cayetano

Miércoles, 27 de Enero de 2021
Familia reclama justicia por la muerte de Wendy Paola Delgado.

Inés Landaeta, mamá de Wendy Paola Delgado Landaeta, de 25 años, quien fue asesinada de un disparo de escopeta que accionó su tío, Luis Manuel Delgado, reclama justicia, después de 24 días de ocurrir el fatal suceso.

Todo se inició en la vereda Tabiro de San Cayetano, la noche del domingo 3 de enero, en medio de una riña familiar por cuenta de un celular.

Wendy Paola y su primo José Manuel Delgado, mantuvieron una relación sentimental durante el último año, pero justo ese domingo ella decidió terminarla. Según se conoció, la pareja compartía un celular, por lo que José Manuel fue hasta la casa de ella por el equipo móvil.

Según la mamá, José Manuel llegó con una actitud agresiva para arrebatarle el celular al hermano de Wendy Paola y se marchó.

Sin embargo, ella y sus padres fueron hasta su casa a reclamarle, porque en dicho teléfono recibían llamadas importantes para las ayudas del Gobierno y “le dije que por qué nos quitaba el celular”, recordó Landaeta.

José Manuel decidió, entonces,  partir el celular, con la intención de que ninguna de las dos partes disfrutara del equipo.

Aunque en el momento del hecho José Manuel aseguró que Wendy Paola y su hermano pretendían quemarle su motocicleta, lo que lo obligó a defenderse con un palo, Inés lo desmintió.

“Él (José) persiguió a mi hijo para golpearlo con el palo y mi esposo se metió. En ese momento, apareció ese señor Luis Manuel y le dijo a mi esposo que si le tocaba al hijo lo mataba”, recordó la mujer.

Al parecer, en medio de los ánimos caldeados, Wendy se atravesó y desafío a su tío diciéndole que, si “era tan macho, que la matara”, y él no dudó en disparar.

“Es una mentira muy grande decir que ese señor se tropezó y se le disparó la escopeta. Él le disparó a 100 metros a mi hija en el pecho y la mató”, dijo Inés Landaeta.

Aunque la víctima fue trasladada al puesto de salud de San Cayetano, adonde llegó con vida, finalmente murió en el Hospital Universitario Erasmo Meoz en Cúcuta, hacia donde fue remitida.

Los dolientes de Wendy Paola aseguraron que Luis Manuel Delgado debe pagar en la cárcel por haberle quitado la vida a su ser querido.

“Él no mató a un animal, mató a una persona, una mujer que dejó tres hijos menores de edad y que todos los días la preguntan”, dijo la mamá de la víctima.

Aunque Delgado se entregó a las autoridades, horas después del hecho, junto con su abogado, desistieron. Le indicaron a la Fiscalía que, ante no haber un acuerdo formal, era mejor que la investigación avanzara y que estarían atentos para presentarse cuando lo requirieran y así responder ante la justicia.

Sin embargo, los dolientes de Wendy aseguraron que el responsable de la muerte de ella sigue en libertad.
 

Image
La opinión
La Opinión