No hay vacunas para la segunda fase de inmunización en Táchira

Sábado, 6 de Marzo de 2021
La primera etapa incluyó al personal de las áreas COVID-19 que labora en los centros de salud y que se desempeña como centinelas.

La vacunación correspondiente a la segunda fase de inmunizaciones contra la COVID-19 no ha iniciado en la entidad tachirense. Pese a que se esperaba que esta semana  se hubiese cumplido la segunda etapa de protección sanitaria, las vacunas no han llegado.

Amelia Fressel, autoridad única en salud, designada por Nicolás Maduro para el estado Táchira, señaló durante un programa de radio que, el martes culminó la vacunación al personal de primera línea de riesgo en instituciones públicas como el Hospital Central de San Cristóbal, el Seguro Social y algunos Centros de Diagnóstico Integral (CDI) que atendieron casos de COVID-19.

Próximamente se inmunizará a quienes laboran en el hospital oncológico, que es el lugar donde está concentrada la aplicación de las inmunizaciones.

“En el Hospital Oncológico del Táchira, por ser el hospital vacunador, por ser el centro piloto y por ser donde se están administrando las vacunas, yo debo vacunar al personal de este hospital y todavía no se ha vacunado, porque las vacunas no han llegado”, enfatizó Fressel.

Así mismo, está previsto que reciban la vacuna Sputnik-V los trabajadores de clínicas privadas que manejaron pacientes con COVID-19, por lo que las autoridades sanitarias están en proceso de sincerar las nóminas de estos centros asistenciales.

“Este mismo personal se volverá a vacunar en las próximas semanas con la aplicación de la segunda dosis, a los que se sumarán a adultos mayores, personas con alguna situación de morbilidad, que están en ancianatos y centros de reclusión”, dijo Fressel, quien agregó que también en esa segunda fase será vacunado todo el personal de los centros ambulatorios de los municipios.

La funcionaria estimó que, cumpliendo con los programas establecidos, para el mes de septiembre se habrá logrado vacunar a un 70% de toda la población del estado que, según estimaciones oficiales son más de un millón de personas. Estos esquemas incluyen la protección del personal docente para garantizar la normalización del retorno a clases.

"Gracias a la implementación del sistema 7 x 7, más la contención en frontera con los Pasi se frenaron las cifras de la pandemia en el estado, además de las pesquisas casa a casa. Fue un proceso muy duro", dijo la funcionaria. 

A casi  un año de la llegada de la COVID-19 a Venezuela, Fressel asegura que gracias a las estrategias tomadas en la zona de frontera, se logró evitar que el virus causara estragos en la población, aunque advirtió que "el virus está latente y debemos seguir cuidándonos".

 

Image
Eilyn Cardozo