Se reactivaron las rutas de transporte hacia la frontera entre Táchira y Norte de Santander

Miércoles, 14 de Abril de 2021
Los pasajeros que van a otros destinos deben hacer trasbordo en un terminal paralelo en la zona sur del estado.

Desde el lunes se reactivaron las rutas de  transporte hacia la frontera entre Táchira y Norte de Santander, luego de tres semanas de cuarentena radical que implicó la suspensión de las rutas de transporte interurbano en toda Venezuela.

La información fue confirmada por Patricia Gómez, directora de la Terminal de Pasajeros de San Cristóbal, quien dijo que la movilidad desde y hacia la frontera estuvo bastante elevada debido al represamiento que significó el cese de actividades de las semanas anteriores.

Mientras tanto, el traslado de pasajeros de rutas nacionales permanece paralizado debido a una orden emanada del Ministerio de Transporte, y sostenida desde el pasado mes de diciembre, en la que se prohíbe la entrada o salida de unidades de carga de pasajeros entre Táchira y cualquier destino al interior de Venezuela.

Gómez recordó que, debido a la pandemia, estas rutas solo se activaron durante el mes de diciembre y parte de enero, afectando directamente  la economía de miles de familias.

El planteamiento que esta semana elevarán ante las autoridades locales de transporte para su consulta en Caracas, es que se activen las rutas nacionales hacia los destinos en los que las cifras de la COVID-19 se encuentren controladas y se restrinjan los viajes hacia ciudades con alarmas de altas cifras de contagio .

“Para evitar situaciones de colapso en el terminal de San Cristóbal, tenemos un lote de buses tipo expreso, dispuestos a salir de inmediato si llegase a levantarse la orden ministerial y un flujo constante de unidades que salen hacia la población de Abejales, en la zona sur del estado, donde sabemos que funciona una especie de terminal paralelo, allí los pasajeros que salen de San Cristóbal pueden hacer trasbordo hacia cualquier ciudad del país”, explicó.

Con bioseguridad, pero sin combustible

Víctor Velazco, presidente encargado del sindicato de transporte del estado Táchira, manifestó que tanto las rutas que prestan servicio hacia la frontera, como las que se movilizan hacia las zonas norte y sur del estado y entre municipios, cumplen con estrictas normas de bioseguridad como el uso de tapabocas, desinfección de superficies y aplicación de alcohol a los usuarios al momento de abordar la unidad.

Pero que  el principal inconveniente para ofrecer un servicio más fluido es la falta de suministro de combustible (gasolina y diésel) al transporte público, lo que lleva a que solo unas cuantas unidades por línea se encuentren en circulación.

Agregó que aquellos conductores que logran surtir, tampoco tienen acceso al litraje necesario para cumplir con los requerimientos de todos los usuarios.

“Nosotros, con apenas 60 litros, no podemos cumplir a cabalidad con el trabajo y menos cuando hay tan pocas unidades en circulación”, apuntó Velazco.

Rechazó la existencia de terminales paralelos, por considerar que los mismos constituyen una competencia desleal contra las líneas legalmente establecidas, y que no constituyen garantía alguna de bioseguridad para los usuarios.

Mientras tanto las líneas de transporte laboran apegadas a todos los lineamientos establecidos por las autoridades locales, nacionales e internacionales en la materia.

Velazco explicó que tanto la situación del combustible como la necesidad de reactivar las rutas nacionales y la existencia de terminales paralelos han sido planteadas en reuniones sostenidas entre los transportistas y la mesa del combustible, los diputados regionales y la representación del Táchira ante la Asamblea nacional, sin que hayan recibido soluciones efectivas.

Image
Eilyn Cardozo