Escuchar este artículo

Táchira: Militares se toman las iglesias para evitar misas en Semana Santa

Lunes, 29 de Marzo de 2021
La medida generó la airada protesta del Obispo, autoridades civiles y representantes municipales. La feligresía lloraba al abandonar los templos.

El pueblo católico del Táchira fue sorprendido por la presencia de militares uniformados, que alegando cumplir órdenes superiores, procedieron al desalojo de algunos templos en diversos municipios de la entidad este Domingo de Ramos.

Carmen Meléndez, ministra de Interior y Justicia, anunció la suspensión de las misas presenciales por Semana Santa en Venezuela y explicó que las festividades litúrgicas se realizarán de manera online, con la finalidad de evitar la propagación del coronavirus.

"Cada parroquia que desee sacar al Nazareno, podrá colocarlo en un vehículo y pasar por las comunidades, sin aglomeraciones y cuidando todas las medidas de bioseguridad", tuiteó Meléndez. 

La Zodi (Zona Operativa de Defensa Integral) Táchira dio a conocer que se desplegarán efectivos militares y policiales en 49 iglesias de todo el estado, a fin de evitar la presencia de feligreses y garantizar que los templos permanezcan cerrados. 

Dentro de las líneas que deberán cumplir, está el no permitir la apertura de los templos, así como la aglomeración de personas en las adyacencias de los mismos. Aclaran en la orden que, dentro de las iglesias sí se llevarán a cabo misas, pero las mismas deberán ser a puerta cerrada y sin público.

El Obispo de la Diócesis de San Cristóbal, monseñor Mario Moronta, confirmó la presencia de uniformados en diversas iglesias del estado, por lo que en algunas de ellas no se celebraron las eucaristías correspondientes, situación que lamentó profundamente. 

Incluso, al momento de la celebración de la misa en la Catedral de San Cristóbal, había presencia de militares a las afueras de la misma.

Moronta reiteró que en las celebraciones eucarísticas se están cumpliendo todas las medidas de seguridad necesarias. "Les pido que nos cuidemos, para que después no digan que nosotros estamos contagiando. En ese papel dice que hay que cerrar los templos porque son focos donde brota el COVID-19. Habráse visto mayor estupidez". 

Exhortó a los cuerpos de seguridad a concentrarse en combatir el delito. “Yo llamo la atención, nosotros no somos ni ladrones, ni estamos negociando con drogas, ni haciendo nada en contra de la moralidad de la ciudadanía, ni del gobierno, ni de nada, al celebrar los misterios del Señor”. 

Los fieles salían de los templos parroquiales llorando, rechazando  la orden de impedir la celebración de las eucaristías durante la Semana Santa.

La situación generó reacciones de rechazo en diversas instancias de la vida pública tachirense.

Gustavo Delgado, alcalde de San Cristóbal exigió “respeto para la iglesia católica del Táchira” y rechazó lo que calificó como “actos despiadados” por parte de los funcionarios. “Semana Santa es para orar en familia por salud y mejores tiempos para Venezuela”. 

Danny Carrillo, dirigente del municipio Junín dijo que aunque entiende que en tiempos de pandemia se deben atender las medidas de seguridad que orienta la Organización Mundial para la Salud (OMS) para evitar la propagación del coronavirus, “esa prevención no habilita abuso de poder contra la institución religiosa más antigua y aceptada por la humanidad”.

Desde este 28 de marzo, día que inició la celebración de la semana Santa con el Domingo de Ramos, y hasta el domingo 4 de abril, uniformados de los diversos cuerpos de seguridad estarán vigilando que en los centros eclesiásticos del Táchira no haya actividad con público, bajo el argumento de evitar un posible rebrote de coronavirus en el estado. 

Image
La situación generó reacciones de rechazo en diversas instancias de la vida pública tachirense./ Cortesía/ La Opinión
Image
Eilyn Cardozo