Escuchar este artículo

Esté atento, el ciberacoso afecta a adultos y niños

Martes, 1 de Marzo de 2016
Sepa cómo reaccionar frente a este tipo de situaciones.

A diario, cientos de personas son acosadas por medio de internet, específicamente haciendo uso de las redes sociales.

Con la simple información del lugar en donde vive, un acosador fácilmente puede crear un perfil falso y hacerse pasar por alguien que no es, agendar una cita y luego, realizar cualquier acción criminal de todas las posibles.

Tras el incremento de las redes sociales, como WhatsApp, Twitter, Tinder o Facebook, el ciberacoso ha dado más revuelo en personas de todas las edades sin saber cómo reaccionar frente a este tipo de situaciones.

Se podría decir que lo más común es callar ante la situación y creer que todo, a medida que pasa el tiempo, se calmará. Lamentablemente la acción de callar es la más peligrosa pues se puede agravar.

Para este tipo de delitos, las autoridades tienen al servicio, diferentes mecanismos legales y digitales para investigar el ciberacoso.

Si el ciberacoso está relacionado con la publicación de imágenes, datos sensibles u otros datos personales, sin su autorización, usted puede hacer una denuncia  ante la Fiscalía por delito de violación de datos personales.

En el caso de que el acoso involucre menores de edad, de inmediato se debe actuar acudiendo a las autoridades para la protección especial para menores. Con sitios como teprotejo.org que se enfocan en la prevención y protección de menores de edad.

¿Cómo prevenirlo?

En primer lugar, si tiene a su cargo menores de edad, usted debe pensar como un menor de edad, así eso ayudará a comprender cómo o en qué gasta el tiempo el menor mientras está en la computadora.

A su vez, la conversación es esencial pues ayuda a acercar al menor. Recordarle que mantener en privado toda su información personal, ayuda a que no corra ningún riesgo con la internet.

Enseñarles a ser precavidos ante mensajes o archivos recibidos de personas desconocidas o de poca confianza, monitorear su navegación mediante algún programa (software) con control parental y establecer reglas para el uso de la tecnología, puede prevenir un hecho del que se pueda lamentar si no se hace.

La desconfianza podría llegar a ser, sin llegar a la paranoia, el mejor método de prevención ante estas situaciones. Estar alerta, revisar todo lo que se hace en internet, cómo se comparte la información y con quién se hace.

*Laopinion.com.co