Escuchar este artículo

Protección de la privacidad, la clave para las empresas en la actualidad

Sábado, 21 de Mayo de 2016
Con el paso del tiempo crece el número de personas que se mueven al plano online y esto ha causado un aumento del riesgo.

Las nuevas maneras de hacer negocios, la protección de datos personales y la existencia de reguladores para proteger esta información; es lo que exigen los ciudadanos a las empresas en medio de la evolución digital.

Esto lo concluyó el estudio de la empresa de servicios de aseguramiento, impuestos, transacciones y asesoría, EY: '¿Puede estar realmente más protegida la privacidad? -Tendencias de privacidad 2016'; en el que responden más de 630 profesionales de seguridad de la información alrededor del mundo, y se aborda la protección de la privacidad.

“En un mundo donde las regulaciones no pueden mantener el paso de la transformación digital, la pregunta que muchos se hacen es: ¿aún podemos proteger la privacidad? Las organizaciones tienen que conocer dónde están en términos de madurez en cuanto a la protección de la privacidad y qué necesitan hacer para hacer de esta parte del ADN de la organización” afirmó el gerente de asesoría de EY Colombia, Juan Mario Posada.

Durante los últimos años han aumentado los aspectos de la vida de las personas se mueven al plano online y esto ha causado el aumento del riesgo de fuga, pérdida o daño de la información personal.

Por esto el mercado exige herramientas como los reguladores, que según el estudio van muy despacio frente al veloz avance de las tecnologías emergentes. Privacy by Design Resolution (PbD), es una de estos reguladores creado en 2010 y que es el estándar internacional en cuanto a privacidad. Sin embargo, solo el 18 % de los participantes de la encuesta respondieron que la utilizaban en sus lugares de trabajo.

En Colombia, ya hay una Ley de Protección de Datos Personales que con su aplicación, las empresas de todos los sectores estarán más protegidas ante posibles ciberataques, sanciones regulatorias que tengan como consecuencia pérdida de reputación y, daños a la integridad de sus clientes, sus ejecutivos y sus empleados.

No obstante proteger esta información no es solo resposabilidad de los oficiales de ciberseguridad o privacidad, es un trabajo que debe asimilarse para que todos los colaboradores sean responsables de los datos de la compañía. Tampoco es un trabajo exclusivo de los abogados, pues según el estudio deben ponerse en marcha iniciativas orientadas a la gestión de los riesgos y definición de procesos relacionados con la gestión del programa integral de gestión de datos personales.

Bogotá |Colprensa