Escuchar este artículo

Los juegos del hambre: Sinsajo; un final aburrido

Miércoles, 2 de Diciembre de 2015
En un intento de asimilar y reflejar el mundo de Suzanne Collins, este filme es aburrido y literal. 

En esta última entrega la protagonista, Katniss Everdeen, decide aventurarse tras las líneas enemigas. Su objetivo: asesinar al presidente Snow, cabeza principal de los distritos de Panem y del Capitolio. En su camino deberá sortear obstáculos y decidir finalmente el destino de su amor.

Sinsajo, cuarto y último largometraje de la saga ‘Los Juegos del Hambre’, nos transporta a diferentes escenarios, que en un intento de asimilar y reflejar fielmente el mundo que plasmó Suzanne Collins, autora de la exitosa trilogía distopica, la prolongación de Sinsajo es aburrida y literal. 

En la mayoría de escenas, el diálogo de los personajes se ciñe tal cual como estaba en la novela y se torna sobrio. La protagonista se erige y roba pantalla cada segundo (en el libro, la trama se presenta en primera persona; cuestión que fue resuelta en las dos primeras entregas), las subtramas del romance de Katnis no se desarrollan, sobre todo con Gale, su primer amor.

Francis Lawrence, director del filme, mantiene una atmósfera oscura y claustrofóbica, empero la acción no es trepidante, se resuelve con algunos intercambios de disparos y los personajes salen resueltos sin ningún problema. Obviamente el efecto 3D vigoriza, y, en este caso, auxilia las escenas.

La cámara inestable, que se le criticó mucho a Gary Ross, quien dirigió la primera entrega de ‘Los Juegos del Hambre’, podría haber incrementado el dramatismo de las escenas de acción, ya que la historia se vive en medio de las batallas urbanas.

Los temas abordados del poder, el sistema, el símbolo mediático, la maquinaria de comunicación y rebelión, son conyunturales. Recordemos que en estos momentos los países de occidente están en alerta por la amenaza del grupo terrorista del Estado Islámico. 

Por otra parte, la producción es excepcional, la película nos transporta a escenarios de conflicto. Edificios esmaltados y socavados a causa de la guerra. Como en un éxodo bíblico, miles de personas huyen a través de pasillos de la muerte. Cuando están bajo tierra y en las alcantarillas, la cámara se dilata para dejar entrever en planos generales el rígido entorno que los rodea.

Cabe resaltar el trabajo de edición y banda sonora, que resaltan la tensión.

Como dato curioso: Plutarch, interpretado por Philip Hoffman, quien falleció en el 2014, fue digitalizado como ocurrió en su momento con Paul Walker, actor que murió en medio del rodaje de Rápido y Furioso 7, pero que lograron materializar digitalmente. 

Por último, el final, a pesar de adaptar fielmente el libro, es extenso y con un epílogo de larga duración que hace bostezar a los espectadores.

‘Los Juegos del Hambre’: Sinsajo pasaría sin pena ni gloria en las salas de cine, salvo que ofrece horas de ocio y entretenimiento, motivo que lo hace recomendable para el público en general.

*Los juicios que emite el autor no representa la opinión de este medio.

Image
Juan Diego Aguirre