Escuchar este artículo

Star Wars VII: lo mismo de siempre, nada nuevo

Domingo, 20 de Diciembre de 2015
En el nuevo filme se busca cautivar a los fans ochenteros y rinde homenaje al primero de la saga.

Tras diez años de espera, la nueva entrega de ‘La guerra de las galaxias’, del director J. J Abrams, busca cautivar a los fans ochenteros y rinde homenaje al primer filme de la saga: ‘Star Wars: Episodio IV Una nueva esperanza’, estrenado en 1977. 

El despertar de la fuerza, al igual que sus predecesoras, muestra a un protagonista (la chica, Rey) que sin saberlo, lleva en su interior el ímpetu y la sabiduría del Jedi (“que la fuerza te acompañe”). Ella, junto a sus compañeros (Finn, Han Solo y Chewbacca), participarán de algunas escaramuzas para salvar a la galaxia del exterminio. 

La Primera Orden, liderada por un nuevo villano, Kylo Ren, tiene la misma capacidad destructora del Imperio Galáctico: naves colosales, armas, y cuantiosos soldados clones. El antagonista, Kylo Ren, a pesar de su impactante capa Juan Diego Aguirre negra y la nueva representación de su espada laser, es un chico débil, sin peso dramático en el filme. No ha forjado su carácter, es joven (similar a la situación de Anakin en un pasado) y sin influencia en la organización del mal. 

La Resistencia se enfrenta al antiguo Imperio, que en esta ocasión hace resaltar los tonos rojos que recuerda el nazismo de los años 40. 

El filme conserva la línea argumental de su antecesora, no presenta nada nuevo, salvo algunos personajes. Todo fue milimétricamente estructurado para recordar a ‘Una nueva esperanza’: los escenarios (el bar), la trama con el mapa, la subtrama del amor (que acá se torna un poco cursi entre Leia y Han Solo). Así mismo, hasta la forma de correr de los soldados, motivo que enloquecerá a los fanáticos de la saga. 

Star Wars VII: El despertar de la fuerza es un abrebocas de lo que se verá en las próximas dos películas de la saga y tercera trilogía. 

A pesar del avance tecnológico y las mejoras en efectos especiales, la cinta de Hollywood es predecible. Es un filme conmemorativo, que vuelve a transportarnos a la primera trilogía. 

Esta nueva entrega de La guerra de las galaxias se une a los filmes, que sin quererlo, suelen ser homenajes a personajes y subtramas. Entre esos casos: ‘Dragon Ball Z la batalla de los dioses’, ‘Star Trek’, ‘Viernes 13’, ‘Los indestructibles’ e ‘Indiana Jones’.

*La nota del autor no corresponde a la opinión de este medio

Image
Juan Diego Aguirre